Cosas mías, Eventos

Sant Jordi de 2022: libros, firmas y granizo

Sé que hace mucho que no me paso por aquí y que le debo a este rincón muchas reseñas o resúmenes de lecturas (tengo muchos borradores que no creo que vean la luz ya), pero no podía dejar de comentar por aquí el resumen de mi día de Sant Jordi, el Día del Libro, una jornada especial en Barcelona que me gusta recordar año tras año y que este 2022 ha recuperado un poco la normalidad. Pese a la lluvia, la caminata y la odisea de buscar un sitio de comer por Gràcia (que pensé que sería más fácil, la verdad), fue un día muy completo y feliz.

Nublado, solazo, lluvia y granizo… Hubo de todo!

Para empezar, a las 11 h firmaba Ángel Martín su libro Por si las voces vuelven, un testimonio de cuando sufrió un brote psicótico que lleva meses entre los libros más vendidos de no ficción. Como siempre en estos casos lo recomendable es ir pronto (mejor hacer un poco de cola antes de que empiece a avanzar, que no hacerla después y quedarse sin firma), así que allá fui con mi amiga Vero, a la parada de la Casa del Llibre del Passeig de Gràcia, cuando nos pusieron en una megacola como nunca he visto en mi vida para una firma, que llegaba a dar la vuelta en espiral ocupando toda la manzana, porque incluía no sólo la gente que esperaba conocer a Ángel, sino también a lectores de otros autores que firmaban en el mismo espacio y a la misma hora, entre las que destacaría la presencia de muchos libros de Alice Kellen (todos con muchos marcadores de colores). Por suerte para nosotras, cuando llegó Ángel procedieron a separar la fila y nos colocaron en otra mucho más corta (algo que nos ayudó mucho psicológicamente a no pensar que íbamos a malgastar en esa manzana toda la mañana…), y digo suerte, porque fue un milagro que nos enteráramos de ese cambio de planes.

Tras la firma de Ángel Martín con su fotito protocolaria, procedimos a buscar mi segunda firma del día: la de Jordi Cruz el bueno (no el chef, por no decir el malo), el de Art Attack, el del Club Disney, el de la radio, el de los podcasts, el de la sonrisa eterna. Resulta que hace poco ha sacado un libro de memorias en la que recuerda esa etapa en la que empezó a trabajar en televisión que se titula Mejor no te lo creas, que por lo visto es algo que le dijo su padre cuando empezaba a tener fama. Desde luego es el mejor consejo que le pueden dar a alguien tan joven que tiene que gestionar algo así. Y allí lo encontramos, en la caseta de la asociación ASCAMIL (Associació d’Amics Sant Camil, que entre otras cosas organizan talleres para personas con discapacidad intelectual), siendo lo que es, una buenísima persona y más majo imposible. ¡Qué nerviosa me puse! XD

Algunas de las firmas del día: Joaquín Reyes, Ángel Martín y Jordi Cruz

Seguía haciendo muy buen día, así que el resto de la mañana lo dedicamos a ver paraditas de librerías y editoriales. Yo tenía mi lista de aquellas paradas donde quería dejar mi compra hecha, y cuando llegué a la de Alma Editorial, que me tiene enamorada con sus clásicos ilustrados, vi que estaba firmando en su stand precisamente Natalia Zaratiegui, la ilustradora de uno de esos libros que siempre me habían llamado la atención pero que me encontraba indecisa por comprar: Relatos para amantes de los libros. Si no lo había comprado antes fue porque algunos de los textos incluidos ya los tenía en otros recopilatorios o incluso en libritos sueltos, pero finalmente esa fue mi compra de Alma.

Mi siguiente objetivo fue la parada de Viena Editorial, que regalaban detallitos por la compra de un par de libros de su catálogo. Creo que ya lo he comentado alguna vez, esta editorial me tiene enamorada. Si no fuera porque sus precios pican ya tendría media estantería llena de sus títulos. Siempre suelen ser historias clásicas poco conocidas y eso me encanta. Por otro lado, tiene colecciones que son auténticas bellezas, como las del Club Victòria (de momento no tengo demasiados porque casi todos los tendría repetidos) o els Petits Plaers, que también publican en castellano como Pequeños Placeres bajo la editorial Ediciones Invisibles (y yo tengo un batiburrillo de unos y otros en función de qué cubierta me gusta más, jajaja…). Una de las láminas que regalaban era de Tomàquets verds fregits (Tomates verdes fritos) de Fannie Flagg, y éste fue uno de los libros escogidos para venirse a casa. De la misma colección del Circle de Viena me hice también con El gran dia de la senyoreta Pettigrew (El gran día de la señorita Pettigrew), un título de Winifred Watson que me parece que tiene un planteamiento divertidísimo y que estuve ojeando hace relativamente poco en el catálogo de la editorial británica Persephone. Y para completar la compra, escogí un clásico que hace tiempo que quería leer en una edición bonita: El jardí secret (El jardín secreto), de Frances Hodgson Burnett. Y me hubiera hecho también con algún Petit Plaer más, pero había tantísima gente en esa sección que me conformé con lo que ya llevaba, que no era poco.

Fuimos bajando Passeig de Gràcia en una especie de clima antinatural en el que según por la acera por la que ibas cambiaba completamente la temperatura… Finalmente, cuando ya nos acercábamos a la calle Caspe y tras hacer algunas fotillos random por ahí (ejem… Rodrigo Cortés, básicamente?), nos encontramos con… ¡la gran granizada! La verdad es que tuvimos suerte, porque al empezar a llover ya fuimos rápidamente a buscar refugio en una cafetería, y fue mientras estábamos dentro que empezaron a caer las piedras heladas del cielo (mi hijo las llama así y me encanta).

Cuando se despejó, pusimos rumbo al barrio de Gràcia caminando y aprovechamos para seguir mirando paraditas de libros hasta que dimos por casualidad con la editorial Lapislàtzuli. Sigo sin saber cómo es posible que no la conociera todavía. Es una editorial pequeñita catalana que traduce clásicos breves japoneses seleccionados por Ko Tazawa, (de quien tengo por ahí un libro de cocina japonesa), con unas ilustraciones exclusivas en portada con un estilo muy de manga. Vamos, que lleva mi nombre. Me costó seleccionar un par de títulos, pero al final me llevé Deu nits, deu somnis (Diez noches, diez sueños), unos relatos de Natsume Sōseki y L’home infrahumà (Indigno de ser humano) de Osamu Dazai. La verdad es que si hubiera alguna autora en su selección me habría costado menos elegir, jaja…

Algunas de las compras del día y el regalo de Tomás: La casa de Liljecrona.

Y con otra bolsa y más libros, lluvia intermitente, ráfagas de viento temporales, y ratitos de sol (para volverse locos) fuimos subiendo al barrio de Gràcia, un barrio donde, por lo visto, la gente sólo come fuera con reserva. En uno de esos chubascos, nos pudimos refugiar en la librería de segunda mano Saturnàlia, donde tienen cantidad de libros apilados ocupando todas las paredes: algo impresionante, pero poco funcional me parece a mí. Al final logramos comer (y muy bien y barato) en un marroquí, Al Sultán, y nos fuimos pitando a la parada que Blackie Books tenía en la plaça de la Vila de Gràcia.

Por suerte, llegamos a tiempo para que Joaquín Reyes nos firmara su novela Subidón. Lo sacó el año pasado y estuve a punto de comprármelo cuando fui a la Feria del Libro de Madrid, pero al final se quedó en la wishlist hasta este año. Como los de Blackie estaban de promoción, y con dos libros regalaban una bolsa exclusiva, les compré también un libro de Perro apestoso (el de Va al cole), pensando que era un buen regalo para Héctor… aunque creo que es muy pequeño para este tipo de libros en los que no hay tanto dibujo como me pensaba.

Con una dedicatoria con dibujito y carusa incluida, nos fuimos más felices que unas perdices a plaça Universitat, donde había más paraditas de editoriales que me encantan. Todavía no sabía que Trotalibros había tenido que desmontar la parada por culpa de la lluvia y fue una decepción no verlo. También iba dispuesta a arrasar en la parada de Alba, pero un par de libros que quería no estaban, ya iba bastante cargada de libros, y ya lo dejé estar (será por días del año para comprarles).

Pero al menos el viaje no fue en balde, pues en la parada de Males Herbes, compré el regalo oficial de Sant Jordi para Tomás de este año, Guilleries de Ferran Garcia, que estaba allí firmando. Cuando me lo pidió no lo conocía, ni me sonaba, pero tiene un planteamiento original: algo así como un western en la Cataluña profunda.

Podríamos haber seguido de ruta, pues nos habíamos dejado algunas librerías por visitar, pero en Sant Boi nos esperaba una amiga del instituto que publicó un libro el año pasado y que este año podía por fin firmar por Sant Jordi: es Cristina Casals con su A curt que vols, una recopilación de textos cortos ideales para leer y reflexionar poco a poco. Además, ya que pasamos por la Rambla de Sant Boi, aproveché para ojear lo que tenía la librería Barbus, la única que resistió toda la jornada a ese tiempo tan variable que hizo que otras librerías-papelerías se retiraran, y compré un cuento más adecuado para Héctor (El gato con botas, con música y efectos de sonido incluidos, éxito) y algunos marcapáginas como complemento para los regalos de la jornada.

Haciendo el repaso del día, me he dado cuenta de que todas mis compras las hice a editoriales independientes, pequeñas librerías, asociaciones, a los propios autores… y de alguna manera, ese consumo responsable me compensa lo desmedido que pueda parecer el botín final, jaja…

¡Y eso es todo lo que quería compartir hoy! Bueno, en realidad «hoy» no es… Llevo varios días escribiendo a ratos la entrada, así que siento si ha quedado un poco caótica, jaja… La verdad es que echo de menos sobre todo hacer reseñas completas de algunas de las obras que leo, porque aprendía un montón una vez leído el libro sobre curiosidades de los autores, del contexto, etc. A ver si ahora que he vuelto por aquí puedo ir escribiendo alguna, aunque sea a ratitos. ;)

¡Un abrazo!

✎ Sonia López

3 comentarios en “Sant Jordi de 2022: libros, firmas y granizo”

  1. Qué buenas compras has hecho y qué bien rodeada te veo!! Me alegro de que lo pasarás tan bien. Espero poder estar algún día en una de esas mesas y darte un abrazo en persona, por ahora tengo que conformarme con enviarte uno virtual, pero muy grande.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.