destacado-sensatez-y-sentimiento

‘Sensatez y sentimiento’ de Jane Austen

Continuamos en el bicentenario de Jane Austen y yo sigo con mi reto particular de leer lo que me falta de su obra este año. El título del que os hablo hoy es la primera novela que publicó en 1811: Sense and Sensibility, traducida normalmente como Sentido y sensibilidad pero que también podemos encontrar como Juicio y sentimiento, Razón y sentimiento o la versión que tengo yo, Sensatez y sentimiento.

Elinor tenía muy buen corazón; su manera de ser era afectuosa, y sus sentimientos muy intensos; pero sabía gobernarlos, una ciencia que a su madre le faltaba aún y que la hermana que la seguía en edad había decidido no aprender nunca.

Seguir leyendo

destacado-ultima-causa

‘La última causa perdida’ de Dennis Lehane

Al enterarme de la visita de Dennis Lehane a Barcelona, lo primero que hice fue empezar a leer el último libro de la serie de detectives Patrick Kenzie y Angela Gennaro. Llegó el momento de poner fin a esa historia con La última causa perdida. Este libro está estrechamente relacionado con la cuarta novela de la serie, Desapareció una noche, con lo que si te interesa leerlo algún día (y es algo que recomiendo), o ver la película Adiós pequeña adiós, no leas este comentario.

-¿Papá?
-Dime, cariño.
-Me gustan los árboles.
-A mí también, guapa.
-Son altos.
-Muy altos.
-¿A ti te gustan todos los árboles?
-Todos y cada uno de ellos.
-¿Los bajitos también?
-Claro que sí.
-Pero ¿por qué?
Mi hija extendió las manos con las palmas hacia arriba, señal de que consideraba el tema de una importancia capital y -qué suerte la nuestra- posiblemente interminable.
Angie me clavó una mirada que significaba: bienvenido a mi vida cotidiana.

Seguir leyendo

destacado-expiacion

‘Expiación’ de Ian McEwan

Bueno, qué os voy a contar de Expiación… No, en serio, ¿qué os puedo contar de una novela en la que no he conseguido entrar hasta la última parte, aun conociendo la historia con anterioridad? Pues cosas no muy buenas… XD He intentado dejar al margen mis frustraciones porque no puedo asegurar si es culpa de Ian McEwan, de la historia, de los personajes, de la traducción… o de mis expectativas, de mi estado de ánimo, de mi sensibilidad o de mi forma de pensar sobre determinados temas… He intentado hablar de todo ello sin estropear la lectura a nadie, pero no he podido contenerme, me he pasado criticando… Incluso he adecuado un rincón con spoilers para poder dejar limpia mi conciencia sobre aquello que no me ha hecho disfrutar casi nada de la novela. Pero aun así, éste es uno de esos comentarios que escribo como desahogo… Por eso, tanto si os gusta la novela como si tenéis muchas ganas de leerla, será mejor que no leáis esta entrada. :)

Parecía evidentísimo ahora que era demasiado tarde: un relato era una forma de telepatía. Mediante el proceso de trazar símbolos de tinta en una página, enviaba ideas y sentimientos desde su mente a la del lector. Era un proceso mágico, tan ordinario que nadie se detenía a pensarlo. Leer una frase y entenderla era lo mismo; como en el caso de doblar un dedo, nada mediaba entre las dos cosas.

Seguir leyendo

Dennis Lehane en BCNegra ’17

La semana pasada uno de mis autores favoritos, Dennis Lehane, estuvo en Barcelona para recoger el premio Pepe Carvalho que se otorga cada año en el festival de novela negra de Barcelona BCNegra. Por pura suerte o casualidad, me enteré un par de días antes de esta visita y decidí al menos “intentar” asistir a los actos en los que participaría. No sólo estoy contentísima de haberlo conseguido, haber escuchado sus interesantes discursos y tener dos ejemplares suyos firmados, sino que también me ha emocionado comprobar el cariño con el que está organizado un festival que hasta este año consideraba erróneamente bastante minoritario.

premio

Dennis Lehane, Tomás y yo :)

Seguir leyendo

destacado-time-of-my-life

‘The Time of My Life’ de Hadley Freeman

¡Qué maravilla de repaso de películas de los 80! Es un bonito homenaje pero también un ensayo sobre los valores que transmitían sin llegar a ser reconocidas del todo. Normalmente el cine de esta década no está bien considerado: no sé si por la moda de entonces, no acaba de envejecer del todo bien, pero aquí está la reivindicación de Hadley Freeman para recordarnos que aunque no todo tiempo pasado fue mejor, sí que nos enseñó muchas cosas. Repaso a continuación The Time of My Life, o el que es su título original, Life Moves Pretty Fast: The Lessons We Learned From Eighties Movies.

Que las películas de los ochenta -¡de los ochenta!- parezcan mucho más inocentes, comprometidas políticamente, enfocadas a las mujeres e incluso morales que muchas de las películas comerciales de hoy en día dice mucho de cuánto han cambiado las cosas desde entonces, y sin que muchos de nosotros nos diéramos cuenta, ya que gran parte de esos cambios se han producido de forma gradual.

Seguir leyendo