Novelas, Reseñas

‘Adiós, señor Chips’ de James Hilton

¡Oh, sorpresa! ¡Una novedad literaria por aquí! Desde luego no es algo que ocurra todos los días (ni meses, ni años…). Y probablemente para otros no sea ni siquiera una novedad, jaja… Pero para mí lo es. La cuestión es que necesito hablaros de esta novela que se ha hecho un hueco en mi corazoncito, y por más sencilla que sea, se me hace corto el espacio de las redes sociales para comentar todo lo que quiero decir. Se trata del último libro publicado por la editorial Trotalibros: Adiós, señor Chips, de James Hilton. Desde que oí hablar de él sabía que era de esos libros que van conmigo, pero también tenía cierto miedo a que me decepcionara, porque sólo había oído decir cosas buenas de ella… así que finalmente, al contrario de lo que suelo hacer, me decidí a comprarlo y leerlo inmediatamente.

Pero sobre todo recuerdo todas las caras. Nunca las he olvidado. Tengo miles de caras en la memoria: caras de chicos. Si vienen a verme dentro de unos años, como espero que hagan todos, intentaré recordar la cara que tenían años atrás, pero es posible que no pueda y que un día, si me ven en algún sitio y no los reconozco, se digan: «El viejo profesor no se acuerda de mí». —Risas—. Pero me acuerdo de ustedes… tal como son ahora. Esa es la cuestión. En mi cabeza, ustedes no crecen. Nunca.

FICHA TÉCNICA

Título original: Goodbye, Mr. Chips
Autor: James Hilton
Traducción: Concha Cardeñoso
Ilustración: Jordi Vila Delclós
Editorial: Trotalibros
Colección: Piteas, 4
Año de publicación original: 1934
Fecha de edición: Mayo 2021
Nº páginas: 114 páginas
Formato: Tapa dura

Sinopsis: El viejo señor Chipping ha sido el profesor de griego y latín en la escuela de secundaria Brookfield desde tiempos inmemoriales. Nadie recuerda cuándo llegó, ni cómo era de joven, ni si alguna vez se casó, pero su sentido del humor, su talante convencional, su característica forma de hablar y las anécdotas que ha protagonizado lo han convertido en un emblema de la institución y en una figura muy querida por alumnos, exalumnos y profesores. Esta es la historia de su vida. Desde su publicación en 1934, Adiós, señor Chips ha emocionado a generaciones de lectores y se ha convertido en un clásico literario sobre la vida académica y el amor por la enseñanza. Con una sensibilidad y una sutileza excepcionales, Hilton creó en esta pequeña gran historia un personaje entrañable, cautivador y absolutamente inolvidable.

COMENTARIO

El señor Chipping ha dedicado su vida a la enseñanza. Ahora, ya jubilado, sigue viviendo cerca de la escuela secundaria de Brookfield donde siempre ha impartido clase, en una casa donde su principal ocupación es recordar momentos de su pasado o recibir las visitas de sus ex alumnos. Nosotros, los lectores, nos sentimos como uno más en ese salón en el que se respiran esos recuerdos, los episodios de la vida de este profesor tan entrañable y de su escuela que ya forman parte también de nuestras propias memorias. Recuerdos de sus inicios, sus aspiraciones, su conformidad, sus chistes recurrentes, bromas blancas que no hacen mal a nadie, pero también recuerdos de su vida personal que nadie en el centro parece conocer o recordar. Quizá porque ya nadie queda de los que trabajaron o estudiaron con él.

Creo haber leído en algún sitio que esta novela era feelgood… Bueno, para mí feelgood es otra cosa: es un hogar feliz donde sabes que nada malo va a ocurrir, que te permite relajarte en este sentido, sabiendo que siempre hay un lugar para el optimismo. La historia del señor Chips está llena de anécdotas curiosas, divertidas, amables, entrañables, es una historia preciosa, las páginas vuelan, pero no es ‘feelgood’ para mí: hay demasiados episodios dolorosos en esta historia como para considerarla tal cual. De hecho, aunque sea de fácil lectura, aunque sus palabras te envuelvan y puedas sentirte a gusto en ellas, yo al menos necesité pausas… Porque si bien la historia de un profesor retirado parece inofensiva, y aun siendo tan breve (menos de 100 páginas de texto), son muchas las malas noticias que recibe el señor Chipping en este libro, y hay un episodio de su vida que me dejó especialmente apenada.

Y creo que eso ha sido así porque toda la historia del señor Chips está tan bien ambientada, tan bien puesta en su contexto histórico, que es imposible que no te lo creas y que no te salpique de alguna manera. Yo me sentí totalmente inmersa en la lectura gracias a ese diálogo entre Chipping y los hechos históricos que caían como bombas a su alrededor (a veces de forma literal) que no consiguieron hacer mella en su forma de pensar, en sus ideales, en su camino personal. Hilton nos describe la Inglaterra entre finales del siglo XX y el periodo de entreguerras sin ningún tipo de compasión hacia algunos prejuicios que imperaban por aquél entonces, así que ya os podéis imaginar lo edificante que fue la carrera del señor Chips, la importancia de cada docente, la huella que son capaces de dejar.

James Hilton (1900-1954) fue un escritor británico que comenzó su carrera como periodista para después pasarse a la revisión de ficción. Comenzó a publicar sus primeras historias a los 20 años, aunque sus obras más conocidas fueron Horizontes perdidos (1933) y Adiós, señor Chips (1934), ambas con adaptaciones cinematográficas. Me ha parecido curioso saber que es en Horizontes perdidos donde nace “Shangri-La”, un lugar ficticio ubicado en Himalaya y descrito como una tierra de felicidad permanente, aislada del mundo exterior, que ha dado nombre a cualquier otro tipo de paraíso terrenal. Tras publicar estas novelas, se mudó a Hollywood donde trabajó como guionista, llegando a ganar el Oscar por la adaptación de la novela La señora Miniver, de Jan Struther. De las adaptaciones cinematográficas de Adiós, señor Chips, destacaría el musical de 1969 protagonizado por Peter O’Toole y Petula Clarke (aunque sólo en el trailer ya he visto mucha cosa inventada… ^^u).

He llegado hasta aquí dando por hecho que todos conocéis la editorial Trotalibros, pero por si no fuera el caso os explico: es una editorial que nació este año 2021 con el objetivo tan loable de recuperar para el mercado hispanohablante (y creo que próximamente también en lengua catalana) algunas obras clásicas de la literatura universal injustamente olvidadas. La persona que está detrás de esta empresa es Jan Arimany, que lleva años fomentando la lectura y reseñando libros en su canal de Youtube del mismo nombre. ¿Por qué explico esto? Porque se nota cuando alguien le pone mimo a su trabajo. Creo que detalles como poner el perfil biográfico no sólo del autor, sino también de las otras personas que aportan creatividad a esta obra, como pueden ser el ilustrador Joan Vila Delclòs o la traductora Concha Cardeñoso, hablan mucho a su favor. Y la nota final del editor, totalmente personal, me encantó también.

VALORACIÓN · · · · · · 5/5 ★★★

Me da la impresión de que no he sabido transmitir lo mucho que me ha gustado esta novela, pero bueno, para eso están las estrellitas y este apartado… ;) Las listas, Katherine, el libro de memorias, sus “hijos”… me provocan pequeñas punzadas que me emocionan. ¡O será que estoy sensible! Pero que un libro sea un drama o te evoque tristeza no significa que no pueda ser también una obra maravillosa y entrañable. Ya hacía tiempo que quería leer algo de la editorial Trotalibros y creo que no pude hacer mejor cosa que esperarme a que llegara la obra perfecta para mí. Ahora, sabiendo la delicadeza y el trabajo que hay detrás de cada libro, creo que me puedo animar a leer otras novelas publicadas previamente que me han llamado la atención como El palacio de hielo [no pienses en Frozen, no pienses en Frozen…], de Tarjei Vesaas, o La canción del ocaso, de Lewis Grassic Gibbon. Aunque si ésta era la opción feelgood, no me quiero imaginar los dramas que se me vienen encima. :’D

✎ Sonia López

Más información:

6 comentarios en “‘Adiós, señor Chips’ de James Hilton”

  1. Me he venido corriendo a leer la reseña del blog en cuanto lo he visto en stories. Ya sabes que me encantan tus reseñas escritas y creo que lo que tú consigues con el formato blog es insuperable. Leer tu biografía del autor he recordado que había leído “Horizontes perdidos”, hace muchos años. Me acuerdo del final porque me impactó pero no te hago spoiler por si lees el libro algún día pues es muy curioso.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .