Cómics, No ficción, Novelas, Poesía, Reseñas

Reseñas perdidas de 2020 (y III): noviembre y diciembre

A finales de 2020 hice un sprint final con el reto Librópatas que me llevó a escoger lecturas cortas que se amoldaran a los puntos que me faltaban para completarlo y seguramente por eso, las lecturas de este final de año fueron más variadas de lo normal. Hoy os hablaré de manga (El ratón de biblioteca y Qué difícil es el amor para un otaku), cómic (COnviVIenDo 19 días, Watchmen), no ficción (Do. El camino japonés de la felicidad, Un otoño romano), poesía (España, aparta de mí ese cáliz. Poemas humanos), y por supuesto, novela (La librería ambulante, Una chica en invierno, El extraño caso de la isla Panorama, Una voz escondida, Las aventuras del barón Münchausen)… y las Cartas de Papá Noel, de Tolkien, que no sabría dónde clasificar. ^^u

El ratón de biblioteca #2-4, de Miya Kazuki y Suzuka. Ya os comenté en el Reseñas perdidas anterior que comencé esta serie por probar, para saber si iba a continuarla o no, y finalmente no sólo la sigo sino que la llevo al día de lecturas, algo que me suele costar mucho con el manga en general porque no siempre se cumplen las fechas de salida y pueden pasar meses hasta que se retoman y entonces ya no recuerdo dónde se quedan. Por suerte, El ratón de biblioteca tiene un arco argumental cerrado que es el que pienso completar, que me imagino que tendrá un final. En estos tomos, además de seguir viendo escenas costumbristas sobre tradiciones y formas de trabajo del nuevo mundo donde Myne se tiene que desenvolver, también vamos viendo cómo se va aplicando la magia y hay cierta intriga, ya que al menos uno de los personajes se ha dado cuenta de que el comportamiento de Myne es diferente desde que Urano tomó su cuerpo… Así que vamos a ver cómo sigue. Valoración: ★★★★✰

España, aparta de mí ese cáliz. Poemas humanos, de César Vallejo. Un libro de poesía al año, no hace daño. Aunque me gustaría que fuera algo más que entretenido o que me hubiera llenado más. En el volumen de este poeta peruano que tomé prestado de la biblioteca se incluyen en realidad dos poemarios. El de España, aparta de mí ese cáliz se centra en una alabanza u homenaje al bando republicano de la Guerra Civil española. Tiene poemas muy emotivos, de esos que te hacen estremecer, pero también tiene algunos que parecen exageraciones. En general, me gustó más esta parte que la segunda, la de Poemas humanos, que también me resultaron interesantes, pero no me llegaron a transmitir tanto. Aun así, hubo un par de poemas que me anoté porque me sorprendieron para bien. Una lectura curiosa. Valoración: ★★★✰✰

La librería ambulante, de Christopher Morley. En una de mis visitas a la biblioteca, me traje esta novela que venía recomendada por varias vías y que se define casi siempre como una lectura cozy o reconfortante. Realmente es de esos libros que casi siempre me sacaban una sonrisa. Sin ser algo demasiado revolucionario ni original, aquí nos encontramos con una mujer a principios del siglo XX que tiene la oportunidad de salir de la casa en la que sólo se dedicaba a hacer la comida y trabajos de casa para su hermano, un escritor. Esta vía de escape le llega en forma de una librería ambulante que le vende un hombrecillo pelirrojo que quiere retirarse a escribir y abandonar su trabajo vendiendo libros (ya sea cultura o manuales prácticos) a las diferentes granjas de Estados Unidos. En general me ha gustado, me ha parecido una historia sencillita y feelgood. No sé por qué pensaba que el vendedor de la tienda no iba a ser tan protagonista, pero me ha hecho gracia su ímpetu a la hora de vender y sus conversaciones con Helen sobre literatura y sobre la vida en general. Me gustaron los personajes y las referencias a libros y a la sociedad de la época, y la forma que tiene Helen en general de pensar y hablarnos sin tapujos hizo que me cayera bien casi de inmediato y no descarto leer su continuación más adelante. Valoración: ★★★★✰

Qué difícil es el amor para un otaku #1-3, de Fujita. Cuando salió la serie me negaba a pagar 9,95 euros por un manga bastante fino en comparación con otras series, y encima serie abierta, pero al final las buenas reseñas y las páginas a color me convencieron y estoy contenta de haber caído porque es una serie con la que encajo a la perfección. En el primer tomo conocemos a Narumi, una chica que empieza a trabajar en una oficina con el objetivo principal de esconder su frikismo. Allí reconoce a Hirotaka, un amigo otaku del colegio que conoce su verdadero yo, así que pronto se destaparán sus aficiones… Por suerte, sus compañeros Hanako y Taro, que son de esas parejas que se odian y se aman a partes iguales, también son fans del manga, así que prácticamente todo queda en familia. La historia arranca cuando Narumi accede a salir con Hirotaka. Será su primer novio otaku y las situaciones que viven son bastante divertidas. Me encanta la variedad de otakus que se representan (videojuegos, manga, fanfics, cosplay…) y estoy aprendiendo un montón de terminología friki, pues por lo visto estaba bastante anticuada. Creo que no es una serie para iniciarse al manga, hay que tener recorrido para disfrutarla, porque los guiños a series míticas y videojuegos son muchísimos. Al principio parecía que cada tomo se centraría en mostrar algunos divertidos gags entre los diferentes protagonistas y ya, pero en el tercer tomo ya he entrado mejor en la relación entre Narumi y Hirotaka que acaba de empezar y la historia del hermano de Hirotaka (un no otaku) promete. Valoración: ★★★★★

Una chica de invierno, de Philip Larkin. Es una lectura tranquila en la que acompañamos a Katherine, una bibliotecaria extranjera que trabaja en Inglaterra durante la Segunda Guerra Mundial, en una jornada decisiva para ella. Desde el principio me sentí muy cómoda con la forma de narrar del autor, que por lo visto tenía 22 años cuando escribió la novela. Y consiguió mantenerme totalmente absorta en la cotidianeidad de la protagonista y en el momento en el que su mente viaja a unas vacaciones cuando se alojó con una familia inglesa donde estaba Robin, su posible primer amor… Me gustó cómo se retrataban esas vacaciones, pero no tanto las relaciones que se derivan de ellas entre los hermanos Robin y Jane y su invitada. Constantemente tenía la sensación de que algo importante estaba a punto de ocurrir, pero cuando ocurría, me dejaba fría como el invierno… Pero la metáfora que pretende el autor no es esa: el invierno es algo más que frío, es desierto… y la novela te deja con la sensación de que para aquellos a los que la Segunda Guerra Mundial llegó en plena juventud, perdieron totalmente la oportunidad de vivirla. Fue un invierno muy largo. Creo que una historia de estas características debió tocarme más el corazón y no llegó… Demasiado frío se coló por las ventanas de ese final abierto. Aun así, fue una lectura agradable. Valoración: ★★★✰✰

El extraño caso de la isla Panorama, de Edogawa Ranpo. Este libro lo compré por impulso nada más verlo por la emoción de encontrar algo de Edogawa Ranpo traducido al castellano. De este autor sólo conocía referencias a sus historias de misterio y que su nombre es un apodo “robado” a Edgar Alan Poe (que en pronunciación japonesa sería casi igual). Si me hubiera detenido a leer la sinopsis, no lo hubiera comprado. La novela nos explica la historia de un escritor de vida apática a quien le surge la oportunidad de suplantar a un multimillonario para hacer realidad su sueño, convertir una isla en una utopía donde recluirse del mundo… El problema está en que su concepto de utopía es muy personal: es depravada, sórdida, mal entendida… Además, el multimillonario por el que intentará hacerse pasar, tiene una esposa. ¿La engañará también a ella? En fin, es una novela corta, así que pasa muy por encima de todos estos planteamientos… Pero lo peor para mí ha sido el concepto “belleza macabra”: no lo acabo de asimilar, lo entiendo como una paradoja… Así que el señor Edogawa y yo no congeniamos, no… Lo único que salvo es la parte del misterio (lo de la esposa y saber si le pillarán). Valoración: ★★✰✰✰

Cartas de Papá Noel, de J.R.R. Tolkien. Me gustó la imaginación que le pone Tolkien a estas cartas dirigidas a sus hijos en nombre de Papá Noel, sobre todo por los dibujos, los sellos y todos los detalles de esta recopilación en la que se pueden apreciar los diferentes tipos de caligrafía de cada uno de los personajes que intervienen en la correspondencia que llegaba del Polo Norte, ya que a Papá Noel lo acompañan unos ayudantes muy especiales como el Oso Polar. Las historias me hacían gracia poniéndome en la piel de un niño pequeño, aunque la historia contra los goblins se me hizo un poco larga (y mira que a lo mejor son 3-4 páginas). Pero en general, diría que el libro sí lo he disfrutado y seguro que si hubiera tenido más tiempo (lo tuve que devolver a la biblioteca) me hubiera puesto incluso a traducir una carta en caligrafía de los trasgos, me chiflan estas cosas. No estoy por la labor de leer Hobbits ni Señores de los anillos, pero me ha gustado Tolkien “el padre”. ;) Ideal para época navideña. Valoración: ★★★★✰

Un otoño romano, de Javier Reverte. Si algo echo de menos en este año que vamos a llevar confinados ha sido viajar. La casualidad quiso que llegara a mis manos este libro de viajes con el que al menos he podido volver a Roma sin moverme del sofá. Y me he sentido muy bien acompañada con tanta información sobre la historia, la vida y el arte de la capital italiana. Es un repaso sin orden cronológico de sus políticos antiguos a su sociedad actual pasando por los artistas del Renacimiento, y algo que me ha gustado mucho, los puntos de vista de diferentes escritores que han visitado anteriormente la ciudad: lord Byron, Dickens, Stendhal, Twain… Me he apuntado montones de sitios que visitar cuando vuelva, y si no le doy las cinco estrellas es básicamente por ciertos temas escatológicos que se hacían ya repetitivos (Belli) y las referencias a las mujeres como una parte más del paisaje que siempre me hacen arrugar la nariz en este tipo de libros. Valoración: ★★★★✰

Las aventuras del barón Münchausen, de Rudolph Erich Raspe. De este libro sólo conocía algún capítulo concreto, así que cuando tenía que leer un clásico del siglo XVIII y vi que este libro me encajaba para el reto, fue el elegido sin dudar. Ha sido sorprendente y divertido, pero no me ha llegado a emocionar del todo. Tiene un sentido del humor muy absurdo que me ha hecho reír en más de una ocasión, sobre todo cuando habla de la veracidad y las mentiras, pero es como un anecdotario… Me hubiera gustado algo más elaborado. Me ha resultado curioso saber que el barón Münchausen existió de verdad y que este libro nació como una exageración de sus exageraciones. Las ilustraciones del ejemplar de Nórdica me han parecido demasiado serias y modernas, no he sabido cómo interpretarlas… Creo que le pegan bastante más las clásicas de Valoración: ★★★✰✰

COnviVIenDo 19 días, de David Ramírez. Ya sabéis que tenía muchas ganas de leer este recopilatorio de las tiras que dibujó David Ramírez durante el confinamiento, sobre cómo su marido vivió la enfermedad del coronavirus y cómo tuvieron que convivir juntos, pero respetando las distancias y medidas de seguridad para evitar contagiarse, algo que me parece durísimo, por no hablar del tiempo que pasó Iván en el hospital. Además de las tiras ya publicadas en sus redes sociales hay bastantes escenas más con la misma calidad narrativa. Me encanta cómo esta vez combina su sentido del humor tan característico con escenas dramáticas pero supertiernas, que como dicen en la faja publicitaria, dan ganas de darles un abrazo a los dos. ¿He reído a carcajadas con este cómic? Sí. ¿He llorado? Pues también. Sobre todo con las palabras de la última página. ¿Se puede pedir más? Sí, porque encima, es un cómic necesario para concienciar, exponer y demostrar que las medidas de seguridad para no contagiar/se del coronavirus son las que son, y mejor seguir todas las recomendaciones con responsabilidad a lamentar las consecuencias. Me ha encantado, además, que David haya descubierto que su superpoder para hacer reír también lo puede usar para el drama, y me maravilla cómo representa gráficamente algunas emociones y esos monstruos que a veces nos acechan… En fin, que me ha enamorado y lo recomiendo mucho a todo el mundo. Valoración: ★★★★★

Do. El camino japonés de la felicidad, de Junko Takahashi. La verdad es que aunque suene a autoayuda, es más un ensayo divulgativo sobre diferentes artes tradicionales japonesas: la caligrafía, la aromaterapia, el ikebana, el tiro con arco y la ceremonia del té. La autora, Junko Takahashi, nos explica las diferentes disciplinas y cómo se sintió recibiendo una clase de cada una de ellas. Se explican muchos términos japoneses (técnicas, escuelas, familias, conceptos intraducibles…), así que no sé si sería una lectura adecuada para alguien totalmente ajeno a la cultura japonesa; pero me resultó una lectura muy curiosa y una forma original de asistir a esas clases desde la distancia. Dentro de cada apartado explica también historias sobre otros aprendices o maestros de cada modalidad, y algunas son realmente emotivas. Aun así, el hecho de que el libro no sea un manual, ni una recopilación de aprendizajes, sino más bien un ensayo, como si se tratara de un documental, me parece que fue algo que me desconcertó y no supe valorar hasta después de un tiempo… Valoración: ★★★✰✰

Watchmen, de Alan Moore y Dave Gibbons. Y para cerrar el año, leí este cómic que nos presenta una realidad alternativa en la que los superhéroes de los cómics han inspirado a personas reales para tomar la justicia por su mano y formar asociaciones hasta que una huelga de policías consigue que los prohíban. En Watchmen vemos qué ha sido de esos justicieros tiempo después en unos Estados Unidos metidos de lleno en la Guerra Fría, que está al borde de convertirse en una Tercera Guerra Mundial. Estos supuestos héroes vuelven a retomar el contacto cuando uno de ellos, el Comediante, muere asesinado. Rorschach será el encargado de investigar su muerte y a través de su diario iremos conociendo al resto de vigilantes. La lectura me ha sorprendido para bien. La narrativa, sobre todo, me ha parecido brutal y me han gustado las preguntas morales que plantea. He disfrutado mucho de los extras que hay entre capítulos y el material adicional que se incluye en este tomo único que recopila los 12 capítulos originales y que me prestó Tomás. Sólo al final, cuando ya se descubre qué está ocurriendo y se precipita todo, me pareció que la historia podría haber dado un poquito más de sí y me aburrió un poco el discursito del “malo”… De todas formas, diría que me ha gustado más que V de Vendetta y me han dado ganas de seguir leyendo otras obras de Alan Moore. Soy la primera sorprendida de que me haya gustado tanto. Valoración: ★★★★✰


Y ahora sí, doy por finalizado el año lector 2020. Además de estas lecturas, en noviembre leí El conde de Montecristo (novela y manga) y La habitación de Minerva, y en diciembre Una voz escondida, pero como son lecturas que ya he comentado en el blog, las he obviado aquí. De hecho, para este 2021 me gustaría llevar más al día mis minicomentarios o pseudo-reseñas, y creo que una buena forma de hacerlo es escribir resúmenes de lecturas mensuales donde os pueda hablar de mis impresiones de aquellos títulos que voy finalizando, independientemente de si luego habrá reseña más completa o no de algunos de ellos… Aunque es algo que sigo meditando, porque me da miedo que me quede sin ganas de hacer reseñas largas si ya he hablado antes de esos libros, porque me daría la impresión de estar repitiéndome demasiado…, y este tipo de entradas también llevan su tiempo… Ya veré qué hago. ;)

✎ Sonia López

2 comentarios en “Reseñas perdidas de 2020 (y III): noviembre y diciembre”

  1. Una excelente idea hacer un post de reseñas perdidas para así poder llegar a todo. De tu selección creo que me leería el de Javier Reverte para irme un ratito a Roma. Pero el título que me hace sonreír cada vez que te lo leo es “Qué difícil es el amor para un otaku”; dudo que el manga sea para mí pero me gusta leer tus resúmenes (y además he aprendido lo que es un otaku).

    Me gusta

    1. Hola Mercedes, muchas gracias por tu comentario. Me parece que sí iré haciendo resúmenes mensuales, porque si no, se me acumula la faena… 😄 Espero que te guste el libro de Roma, a mí me ha hecho apuntarme un montón de ideas para mi futura visita (cuando se pueda!) y explica bastantes curiosidades interesantes. Además tiene un ritmo de viaje pausado y me encantó la forma de visitar la ciudad: ahora me tomo un café aquí, ahora paseo por allá… Lo del manga ‘Qué difícil es el amor para un otaku’, yo tampoco creo que sea para ti ni para nadie que no esté metido en el mundillo, porque incluso yo que llevo años en esto me pierdo a veces con nuevos términos y referencias a series y videojuegos que desconozco, jaja… Así que sigo aprendiendo con ellos. Pero me alegra que te gusten mis resúmenes. 😄

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .