Novelas, Reseñas

‘Candy Candy. La historia definitiva’ de Keiko Nagita

No esperaba que me emocionara tanto esta versión novelada del manga y del anime de Candy Candy, una serie que mucha gente vio en su momento sin saber que era japonesa, y que ahora es uno de los clásicos del shōjo más cotizados. Sabía que últimamente no se publicaba nuevo material de la serie por algunos problemas legales entre la dibujante y la guionista del cómic, y para mí fue toda una sorpresa que un nuevo sello editorial español recuperara esta novela de la escritora para el público hispanohablante. Estoy hablando de la edición de Arechi Manga de Candy Candy. La historia definitiva de Keiko Nagita, que firmó el cómic con su pseudónimo Kyōko Mizuki. Antes de empezar, un apunte: esto es una versión novelada, que nadie se espere ver un dibujo de Candy dentro de la novela, porque la dibujante Yumiko Igarashi se lo tiene prohibidísimo a Nagita; igual que Igarashi no puede vender ya material gráfico de la serie sin el consentimiento de la guionista.

Los seres queridos que nos dejan nunca cambian; para ellos, el tiempo se detiene para siempre. Tal y como me dijo Anthony aquel día en que los pétalos de las rosas caían sobre nosotros como copos de nieve, aquellos que se van, seguirán viviendo para siempre en nuestros corazones. Por desgracia, no los podremos ver nunca más.

FICHA TÉCNICA

candy-candyTítulo original: Shosetsu Candy Candy Final Story
Autora: Keiko Nagita
Traducción: Mónica Rodríguez y María Ferrer
Editorial:
Arechi Manga
Año de publicación original: 2010
Fecha de edición: Mayo 2020
Nº páginas: 400 páginas
Formato: Tapa dura

Sinopsis: Aunque la vida no ha sido fácil para la huérfana Candice «Candy» White, ella siempre sabe sacar lo mejor de las peores situaciones: cuando la separan de su amiga Annie, que es adoptada por una familia rica; cuando se convierte en la dama de compañía de la hija egoísta de una familia adinerada… y siempre sabe conseguir los mejores amigos dondequiera que va: los primos Cornwell, el romántico Anthony, el misterioso Albert, el apasionado Terry…

COMENTARIO

Doy por hecho que todo el mundo conoce a Candy White, una huérfana rubia con pecas y nariz chata, casi siempre peinada con dos coletas, que fue criada muy felizmente en el orfanato Hogar de Pony, hasta que, llegada cierta edad, siente que está siendo una carga para sus cuidadoras y acepta la oferta de una familia de “contratarla” como dama de compañía para una hija que tiene su misma edad. Esa chica no es ni más ni menos que Eliza, que junto con su hermano Neal, serán los malos malísimos de su historia. A veces se saldrán con la suya, otras no… Pero Candy siempre intentará salir airosa y con una sonrisa de los caprichosos intentos de estos hermanos por fastidiarla.

La novela es eminentemente romántica. Es un repaso por los tres amores de Candy: del primero no hablaré demasiado, porque es el Príncipe de la Colina, cuya identidad no se sabe hasta el final, pero que vendría a ser un amor platónico; el segundo fue Anthony, un chico muy dulce que la ayudará a ocupar su mente mientras es víctima del bullying de los hermanos Lagan; el tercero y más pasional fue Terry, un chico conflictivo que conocerá en el internado en el que es matriculada por la familia de Anthony. Por otro lado, hay otros personajes que ayudarán también a nuestra protagonista a lo largo de su vida, como son el vagabundo Albert, los hermanos Cornwell -Alistair y Archibald-, su amiga de la infancia Annie (aunque muchas veces dan ganas de darle un par de gritos…), su amiga en el internado Patty… Pero por lo general, es Candy la que reparte siempre más bondad y buen rollo entre todos.

Algo que me descolocó durante la lectura fue el estilo en el que está escrita la novela, porque comienza con Candy recibiendo una carta de la hermana Lane sobre la señorita Pony, y a raíz de ésta comienza a recordar su estancia en el orfanato y la separación de su mejor amiga, que fue adoptada a los seis años. Esta introducción está en primera persona, con un tono muy melancólico y nostálgico, pero después la novela se desarrolla en tercera persona, con un narrador omnisciente que nos revelará lo que le ocurre a Candy y sus sentimientos y los sentimientos de los demás personajes, algo que me pareció muy interesante. Al final de la primera parte, retomamos la voz de Candy en unos capítulos “extra”, cuando ya me había acostumbrado a esa otra voz narradora… Y es que por lo visto, las partes en las que nos habla Candy de mayor, son en realidad los añadidos que la autora puso al recuperar la novela original, pues ésta no deja de ser una versión de otros tres volúmenes que había publicado previamente, según explica en el postfacio de la novela. El resultado fueron dos libros que aquí se han publicado juntos.

Tanto en la primera como en la segunda parte, que son aquellas en las que se nos muestra la infancia y la adolescencia de Candy, que desarrollan respectivamente su relación con Anthony y con Terry, mientras leía podía imaginarme a la perfección muchas de las escenas míticas con los dibujos de Yumiko Igarashi. No lo podía evitar, me ha sorprendido despertar recuerdos que tenía borrados ya sea de la serie o de los cómics. En cambio, la tercera parte, que vi sólo en animación y que en muchos lugares no se llegó a emitir (los cómics que editó Bruguera en España se quedaron en la parte del internado, que es lo que emitió TVE), está mucho más difusa en la novela. Cuesta más captar el espíritu de la protagonista.

Por lo que explica la autora, utilizó las cartas y los recuerdos de Candy como recurso para resumir toda esta parte final de la serie. Mi teoría es que esa parte final no la convencía, y por eso, a la hora de novelizarla la ha dejado un poco en pinceladas… Es una lástima, porque realmente hay episodios en los que hubiera valido la pena profundizar, ya que la carrera de Candy como enfermera queda algo desdibujada, y en la serie lo recuerdo como algo muy interesante. Además, las cartas no siempre están en orden cronológico y según a quién escribe tiene más o menos cosas que explicarle sobre determinados temas… En general, creo que no se deja nada en el tintero y me han parecido preciosas las cartas que le dedica sobre todo a la gente que ya no está, pero le falta algo más de cohesión…

Para mí el tema principal de la novela es la superación de todo lo malo que pueda venir y asumir que estamos en la vida de paso y que más nos vale aprovecharla. No todo son risas y flores en esta historia. Hay mucho drama. Candy es todo un ejemplo de asertividad, optimismo y bondad, y esos son los valores y principios con los que vivirá siempre y con los que me quedo. Habrá quien la lea con ojos actuales y critique que se incida tanto en el hecho de que siempre viva con una sonrisa en los labios porque su Príncipe de la Colina le dijo que así estaba más guapa, vale… pero no deja de ser una anécdota, una excusa. Ya de pequeña, antes de encontrar a su “príncipe”, Candy siempre ayudaba a Annie y nunca lloraba, siempre estaba ocupada trabajando para los demás. Y cuando decide ser enfermera, no deja de seguir el camino que emprendió ella sola, sin que nadie se lo sugiriera. En su trabajo de enfermera, por ejemplo, es interesante analizar el pesar que le queda cuando toma una decisión en la que ella cree que podría haber dado más de sí de lo que hizo, pero en las cartas no sé si queda bien reflejado, porque hay tanta otra información que ese aspecto, tan importante para mí, queda olvidado a las pocas páginas.

En un foro de Internet leí que la serie fue cancelada en TVE por su directora de entonces, Pilar Miró, porque la consideraba una serie machista… No sé hasta qué punto la anécdota es cierta, pero sí es verdad que muchas veces sentí leyendo el libro que echaba en falta más amistades femeninas para Candy, aunque lo más importante sin duda son dos escenas que me impactaron mucho en las que ciertos “caballeros” le dan a Candy una bofetada. Pero no porque la odien, sino porque les molesta la actitud de Candy que a veces bromea cuando no debe, y como la “quieren” tanto… Pues toma, bofetada. Esto sale en la serie también, y la vi y ni me inmuté, estoy convencida. En el cine clásico es tan habitual también, este tipo de bofetadas entre pre-novios… Pero bueno, tampoco me ha impedido disfrutar de la lectura, simplemente quería compartir este pequeño shock y reflexionar un poco sobre cómo nos hemos sensibilizado todos al respecto.

Para acabar: como novela romántica, es un poco frustrante el final… Sin entrar en spoilers, diré que es una novela de final abierto. Creo que es importante saberlo antes de adentrarse en ella pensando que vas a descubrir una nueva versión de la historia en la que Candy acabará con el chico que tú quieres. Puede ser así, porque al tratarse de un final abierto el lector tiene la última palabra: la autora ha ido dejando pistas durante la novela para que cada una se aferre a sus esperanzas… Ella misma dice en el postfacio que nunca desvelará quién es el “amado” con el que comparte Candy su vida, pues el hecho de dejar abierto este tema es totalmente intencionado. Esto ha provocado auténticas guerras entre los seguidores de la serie, porque hay quien no acepta que otros piensen de manera diferente, aunque la propia autora dé su beneplácito al respecto en el epílogo final. Más allá de eso, yo me quedaría con que el final, es un final feliz ANTES incluso de que Candy pueda acabar con su “amado”, así que en ese sentido, es satisfactorio para mí. Pero aviso de este final abierto porque hay mucha gente a la que ha desconcertado.

Keiko Nagita nació en Tokio, Japón, el 28 de noviembre de 1949. Conocida por el seudónimo de Kyoko Mizuki, comenzó a obtener reconocimiento como escritora por ser la creadora del famoso manga/anime titulado Candy Candy. En 1975 escribe una historia acerca de una muchacha con pecas llamada Candy para la revista mensual Nakayoshi. La misma Mizuki declaró que al cumplir los 12 años su padre murió y empezar a escribir esta historia curó su dolor. Un año después Toei Animation adaptó el manga a la televisión y, desde ese día, se trata de una de las escritoras de manga de mayor repercusión. En octubre de 2010, Keiko Nagita decide publicar la novela Candy Candy Final Story,  que ya se ha publicado en Francia e Italia, y de la que en la red pululaban traducciones en español hechas por fans… pero me alegro mucho de tener esta edición con tantos detalles (podría estar más cuidada a nivel de texto, eso sí, aunque me consta que hay cosas corregidas en la segunda edición; tampoco son muchas erratas, pero algunas cantan mucho como alguna frase repetida o palabras que sobran). Arechi Manga anunció hace poco que vista la buena acogida de esta novela han conseguido la licencia de otra novela de la autora: Rainette, Kin Iro no Ringo (Rainette, las manzanas doradas -título provisional-) publicada en 2006 en el País del Sol Naciente, y que le hizo ganar el Premio de la Asociación de Escritores Juveniles de Japón en 2007.

VALORACIÓN · · · · · · · · · · 4/5 ★★★★✰

La historia de Candy tiene bastantes reminiscencias de la literatura clásica inglesa o norteamericana, e incluso está ambientada a caballo entre Estados Unidos e Inglaterra a principios del siglo XX… Novelas como Ana la de Tejas Verdes o Papá Piernaslargas, por poner dos ejemplos, son grandes influencias de la autora, estoy segura. Y algunas de las vivencias que le tocan sufrir a Candy me recordaron a Agnes Grey o a Jane Eyre pero salvando muchísimo las distancias, claro. Teniendo en cuenta esto, quisiera que entendáis que no valoro la novela comparándola con las mencionadas, pues le restaría bastante originalidad; tampoco la valoro por la construcción de las relaciones, que al final cada enamorado de Candy le recuerda de alguna manera al anterior; ni siquiera la valoro por el estilo, con párrafos de una frase, con oraciones a veces algo vacías… La valoro, sobre todo, teniendo en cuenta el componente emocional. Hay personajes que recordaba perfectamente cómo terminaban y aun así me han vuelto a emocionar. Y la forma de decirles adiós en forma de cartas, en la parte final de la novela, me emocionó mucho, porque es algo que creo que se merecían. Porque sí, porque son personajes de ficción, pero a mí me han entristecido enormemente sus finales. Y al final, siempre lo digo, cuando una obra me toca el corazón, no le puedo poner menos de 4 estrellas: los argumentos sobran.

Sonia López

Edición 14/12/2020: En los comentarios hay personas que han desvelado detalles de la trama, con lo que si no estáis familiarizados con la historia de Candy o si no queréis SPOILERS sobre la novela, mejor no los leáis. Ya sabéis que siempre me gusta avisar de estas cosas. ;)

22 comentarios en “‘Candy Candy. La historia definitiva’ de Keiko Nagita”

      1. Me gustaría que hicieran segunada temporada de la serie , pero lastima que eso no es posible .😭😭 Real mente me enamore de la serie . 彼らにシリーズのセカンドシーズンをやってもらいたいのですが、それが不可能なのは痛いです。😭😭私は本当にシリーズに恋をしました。キャンディキャンディーの第2部は最高のシリーズで、私の子供時代を定義していたので、作ってください。

        Me gusta

    1. Pues hay dos libros de ilustraciones de Yumiko Igarashi editados en los años 70 en Japón y se pueden conseguir en algunos portales de segunda mano. Me los compré no hace mucho y son preciosos. :) También tengo los cómics de Bruguera coloreados que se publicaron en España en los años 80. Saludos!

      Me gusta

    1. Aaaaah, no se sabe!! La propia autora lo deja como algo abierto y durante la novela hay pistas para que cada lector y lectora pueda completar el puzzle. Puede ser Terry, puede ser Albert o puede ser cualquier otra persona que haya conocido después. :)

      Me gusta

      1. Hace unos años leí a una fan que se tradujo del libro en japones, de manera muy acertada y extensa para no dejar escapar detalles, con todas las pistas dadas explica que Candy es feliz con Albert y viven en Europa, que antes tuvo que superar con mucho dolor a Terry y que Albert siempre estaba allí para apoyarla y que por ello poco a poco se iban enamorando. Pero las vicisitudes están presentes como siempre, y no pueden hacer público su relación dado el contexto de la época.

        Le gusta a 1 persona

      2. Hola Luis! Pues yo con todo lo que se dice en la novela entiendo otra cosa, pero vamos, que la misma autora lo deja claro en el epílogo, que lo ha hecho ambiguo a propósito para que cada uno se cree su propio final, y a mí me parece que lo ha conseguido. 😉 Muchas gracias por tu aportación! 😊

        Me gusta

    2. Ya compre el Libro y la autora va dejando pistas para que decidas con quien se queda. Siempre he sido Team Terry, así que ya te imaginaras cual es mi final. Estoy muy satisfecha con ello. Amo este nuevo libro CCFS!!!!!!

      Me gusta

  1. Me gustó mucho. Muchas gracias por compartirnos tu sentir y punto de vista.
    Empecé a ver candy candy a mis 9 años y hasta el día.de hoy en mis 30s lo sigo viendo, no deja de encantarme, de hacerme llorar y reír. Lo único que ha ido cambiando es mi perspectiva sobre algunas de las situaciones. Como mi desamor por Terry. Jajaja!
    Que nunca desaparezca este buen manga/ anime. ❤

    Me gusta

    1. Jajaja, es que es normal que con el tiempo vaya cambiando nuestra percepción. Es una gran serie, me hizo mucha ilusión que editaran la novela en español y me encanta encontrar a tanta gente a la que le apasiona la historia de Candy tanto como a mí. Muchas gracias por tu comentario! 😊

      Me gusta

  2. Candy en la historia definitiva, sólo tuvo 2 amores, pues la pecosa al filosofar sobre el amor, a su mente unicamente llegan el fallecido Anthony y Terry. Dice que no puede usar la palabra amar tan a la ligera, pero con todas sus letras dice que ama a Terry mas que a nadie.
    Por lo tanto el principe no fue un amor para Candy. lo conoció a los 6 años y a esa edad no se podia enamorar.

    Terry roba un beso a Candy como Romeo le roba un beso a Julieta. Y en cuanto a las cachetadas, es algo politicamente incorrecto, pero la autora creció en otra época. Nagita no define esos actos como violencia. Por lo tanto como lectores ,podemos comprender que es parte de la cultura de keiko Nagita, asi que podemos disfrutar de un amor puro y sincero sin meter ideologias del siglo 21 a una obra del siglo pasado.

    Asi que bajen las garras y dejen de rechinar los dientes, que es ficción y el amor de candy y Terry fue creado como el de romeo y Julieta. además candy es el personaje mas politicamente incorrrecto de toda la obra, pues ella le pega a todos, soluciona todo asi a punta de bofetadas

    Me gusta

    1. Hola Yuki!

      Entiendo lo que dices sobre los dos amores, porque como relación romántica, sólo vemos en la novela de forma completa su relación con Anthony y Terry, pero de alguna manera, su Príncipe de la Colina siempre está ahí como referente. Cuando conoce a Anthony, dice que le recuerda al Príncipe, y cuando conoce a Terry dice que le recuerda a Anthony. De alguna manera, todo proviene de su primer encuentro con el Príncipe. Otra cosa es que esa historia se desarrolle más o menos en la tercera parte, que ya comento que está mucho más fragmentada que el resto y por lo tanto no se llega a observar bien. Yo tengo mi teoría y cada vez tengo más claro con quién se queda Candy, y creo que estaríamos de acuerdo, pero sigo pensando que la novela es lo suficientemente abierta como para que quienes hayan disfrutado del final original del cómic o de la serie, puedan seguir teniendo su versión.

      Sobre las bofetadas, en realidad lo comentaba sólo por un motivo: a la hora de recomendar un libro me gusta pensar en todo tipo de público. Si me dirigiera sólo a los fans de Candy, a gente de nuestra generación, a lo mejor ni lo hubiera mencionado… Pero no hay que olvidar que es una novela juvenil y que la obra ha sido reescrita en este siglo XXI, aunque esté ambientada a principios del XX. Imagínate que alguien quiere regalar la novela a su hija, porque es una historia bonita y tiene un personaje femenino fuerte. Bueno, pues yo considero importante que esa persona sepa que hay este tipo de comportamiento inadecuado… No para que no la regale o no se lea, sino para que esté informada de ello. Si te fijas bien, yo no censuro lo que ocurre, simplemente lo pongo en contexto y comento que me sorprendió encontrármelo porque no me acordaba, y si no me acordaba es porque en ese momento era algo “normal” (lo veíamos en películas clásicas, por ejemplo). Pero “normal” no significa “bien”. Igual que tampoco está bien lo que hace Candy de repartir bofetadas cuando no sabe o no puede solucionar los conflictos de otra manera.

      De todas formas, a mí me encanta el debate generado por la novela, sobre todo por el final abierto, porque de alguna manera es como si la serie siguiera viva y me alegra mucho. :)

      Saludos!

      Me gusta

  3. También soy fiel seguidora de Candy Candy, y comparto su opinión Melisa en cuanto al desamor por Terry. A lo largo de todos estos años desde que la vi por primera vez hasta ahora que comencé a leer la novela hay algo que mucha gente está dejando de lado y es que una cosa son los amores de adolescencia y otra lo que uno busca en una relación madura y en mi opinión Candy tuvo más oportunidad de construir poco a poco un amor solido con Albert, ya el representaba para ella su apoyo incondicional, el que la sostenía cuando sufría, su compañero de risas y tristezas, y quien no quiere tener a su lado un esposo que la ame, la apoye y la consienta, no es raro que ambos terminaran enamorados y eso se refuerza con las cartas que ambos intercambiaban, la forma en la que Candy se dirige a Albert en sus cartas llevan implícito ese coqueteo entre ellos, ese “Necesitar verlo o compartir con él” y el trato de “Usted” o el hecho de despedirse con “Amor y Gratitud” era muy normal para la época, no debemos dejar de lado la época en la que se desarrolla la obra. Su amor con Terry a pesar de haber sido intenso estuvo marcado por muchas despedidas y ellos decidieron tomar diferentes caminos, O es que uno no lucha por la persona que ama? Yo creo que en el fondo, Candy aprendió a amar a Albert sin darse cuenta cuando compartieron tantas cosas juntos, porque cuando estaban en Chicago a la orilla del lago y compartieron el sándwich, Albert le dijo esas hermosas palabras mirándola con dulzura “QUE LINDO ES COMPARTIR ALGO ENTRE DOS CANDY, PORQUE NO LO HACEMOS NUESTRA COSTUMBRE. DÉJAME COMPARTIR CONTIGO TUS PROBLEMAS Y TRISTEZAS, DESDE HOY SEREMOS MÁS AMIGOS CANDY”. Y a ella le gusto esoooo he!!. Dios, en ese momento me enamore de Albert y cambie mi perspectiva con respecto a Terry. Albert era un hombre que hacia las cosas sin presionar a Candy porque sabía que la podía alejar, fue ganándola despacio y se aseguró de no cometer errores, primero fue su cómplice en ese viaje a New York de donde Candy regresó destrozada y él la sostuvo, luego al irse del departamento de las Magnolias propicio un segundo encuentro de Candy con Terry en el Teatro Callejero, ahí Candy se despidió de Terry y continuo buscando a Albert (lo quería a su lado), lo que le reafirmaría que ya ese amor hacia Terry había quedado en sus más bellos recuerdos, De manera que Albert la fue atrapando hasta siempre tener la necesidad de estar con él. Yo también me hubiese enamorado de Albert de haber sido Candy

    Me gusta

    1. Sonia no te conozco pero con lo que escribes me recuerdas a mi en la ninez cuando vi el anime Candy quede enojada porque no se quedo con Terry porque decidio por Susana y de Albert sorprendida que era el Abuelo y subio la colina a reencontrarse con su pasado y vestido asi wow con su traje de escoces que mi mente me llevaba a los que era Europa y se que por alli Inglaterra, suspire tanto. Pero hace pocos meses la volvi a mirar y con ojo critico de mujer bastante madura ya en mis 48 pues en aquel tiempo la vi en el ano 82-83. Analizando supe cual seria el mejor amor para Candy. Mi hijita me ha preguntado, mami que hacias de nina? que dibujos animados mirabas? Mi memoria rapidamete me llevo a Candy. Le hable de esa nina que me inspiro que yo queria esa misma ilusion amorosa, sus valores, su amor a Dios y otras cosas. Creci con esa atmosfera con encontar ese principe como nina todas nos ideaos pero aparte de eso en tu subsconciente te lleva a buscar ese modelo. Por mucho tiempo se quedo ella en mi mente y como ella buscaba en lo profundo a ese nino de Anthony dulce ( sin la cachetada por haber desaparecido) pero al mismo tiempo ese Albert hombre maduro amante de la naturaleza que ayudaba a la gente y un caballero a mas no poder. Pasaron los años y a mis 36 aun sola me pasaba por la mente si Candy aun seguiria sola porque si Principe otra vez habia desaparecido….metafora yo buscaba siempre un hombre fiel y caballero algo que era muy dificil encontrar ya que habia visto muchas mujeres dejadas enganadas. Asi que decidida a encontrar a ese principe y me enamore sus gestos, su madurez muy maduro su educacion como le habian ensenado a tratar a una mujer no gritos no maltratos fisicos ni verbales. El caballeo que estaba conociendo era descendencia inglesa, no pense en Candy en ese entonces. Los acontecimientos me fueron llevando mas y mas a esa persona. Viaje a Mexico lo que decian ahi en Candy que era Texas mencionan San Antonio mencioan NY toda la gran manzana yo ahi feliz creo que ahi engendre a mi hijita wow Tennesse conoci el lago Missisippi. He recorrido Florida madre mia yo he conocido tanto y por una nada viajaba a Inglaterra por asuntos de trabajo de mi esposo eso es algo que ni yo me lo imaginaria estudie enfermeria y Sistemas del Ambiente a mi caballero lo mismo le ha gustado el conoce el mundi es mi Albert me dije hace poco jajajaja estaba acostada en mi cama pensando en ese final que todas queriamos ver y me siento de zoqueton y me digo MADRE MIA es como Candy y sus experiencias. En cierta forma segui el modelo de Candy buscando ese caballero hombre detallista amable y bueno.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .