Novelas, Reseñas

‘Hôzuki, la librería de Mitsuko’, de Aki Shimazaki

Estos últimos meses del año he querido darle un empujón al reto de Librópatas 2019, y una de las categorías consistía en leer una novela de una autora oriental escrita en los últimos 5 años. Me puse a mirar en mis estanterías y aunque realmente tengo varios libros editados en España en los últimos 5 años, fueron escritos mucho antes. Así que me fijé en qué leían mis compañeros de reto y muchos optaron por este libro que ya me sonaba de haberlo visto en mis redes durante bastante tiempo. Sin embargo, no estaba en mi biblioteca y me había propuesto este año no gastarme demasiado dinero en libros (porque me lo estoy gastando en otras cosas, básicamente…). Y así quedó el tema hasta que un día, a finales de verano, miré las novedades de la biblioteca y ahí estaba Hôzuki, la librería de Mitsuko, de Aki Shimazaki.

Mi mirada se detiene en el color de su pelo: castaño. Distraída, rememoro la escena en que yo corría estrechando un bebé entre mis brazos.

FICHA TÉCNICA

Título original: 鬼灯(ホオズキ, Hôzuki)
Autora: Aki Shimazaki
Traducción: Íñigo Jáuregui
ISBN: 978-8409149964
Editorial: Nórdica Libros
Año de publicación original: 2015
Fecha de edición: Mayo 2017
Nº páginas: 112 páginas
Formato: Tapa blanda

Sinopsis: “Mitsuko tiene una librería de viejo especializada en obras filosóficas. Allí pasa los días serenamente con su madre y Tarô, su hijo sordomudo. Cada viernes por la noche, sin embargo, se convierte en camarera en un bar de alterne de alta gama. Este trabajo le permite asegurarse su independencia económica, y aprecia sus charlas con los intelectuales que frecuentan el establecimiento. Un día, una mujer distinguida entra a la tienda acompañada por su hija pequeña y los niños de cada una se sienten inmediatamente atraídos entre ellos. Ante la insistencia de la señora y por complacer a Tarô, a pesar de que normalmente evita hacer amistades, Mitsuko aceptará volver a verlos. Este encuentro, sin embargo, podría poner en peligro el equilibrio de su familia.”

COMENTARIO

La protagonista de esta novela es Mitsuko, una mujer que regenta una librería y que vive en la planta superior con su madre, una anciana divorciada y exconvicta, y su hijo sordomudo. El trío puede parecer algo extraño, sobre todo cuando descubres que la aparentemente aburrida Mitsuko también trabaja como mujer de compañía una noche a la semana (sin la cual no iría muy bien de dinero dependiendo sólo de la librería…). La monotonía diaria de esta mujer se verá alterada por la visita a la librería de la señora Sato, que acude a Hôzuki, la librería, para comprar unos cuantos libros de filosofía para su marido. Allí acude con su hija Hanako, que en seguida hace buenas migas con el hijo de la librera, Taro. El misterio que envuelve a esta clienta es enorme, pues vemos cómo rápidamente se siente fascinada por la librera y su hijo, buscando cualquier excusa para quedar con ellos, y que sus hijos se sigan viendo aunque de aquí poco tiempo se irán a Alemania. No nos sorprende sólo por la rapidez con la que le toma cariño a su familia, sino por ser diametralmente opuesta a Mitsuko… De hecho, aunque al principio puede chocarnos la falta de empatía de Mitsuko hacia la señora Sato, no deja de ser fácil de entender conociendo la cultura japonesa y poniéndose en su situación una vez acabada la novela y conociendo toda su historia.

Que el escenario de este libro sea principalmente una librería, tampoco da lugar a hablar demasiado sobre literatura. Teniendo en cuenta que la mayoría de compraventas que hace son de libros filosóficos o ensayos, no da demasiada cabida a clásicos universales ni japoneses, que es lo que más me podría llamar la atención antes de leer la obra. Pero las reflexiones de Mitsuko sobre su pasado, las conversaciones que recuerda con un ex novio suyo sobre religión y filosofía, hacen que esta novela, tan rápida de leer, con un estilo tan rápido y directo, cunda mucho en realidad.

Uno de los significados de Hôzuki es Physalis, esta planta de aquí.

Es de esos libros tan breves que al explicar cualquier cosa del argumento te da la impresión de estar desvelando demasiado. Algo que sí os puedo explicar es que me han gustado la amalgama de temas tratados sobre los que me ha hecho reflexionar en más de una ocasión, como por ejemplo: la maternidad, la filosofía y la religión, las pérdidas y ganancias a lo largo de la vida, las consecuencias de las decisiones que tomamos y el arrepentimiento, y la capacidad de adaptación que tenemos los seres humanos, más grande de lo que pueda parecer en un principio, a las más diversas circunstancias. Es una gran cantidad de temas para las pocas páginas y los pocos personajes que tiene la obra.

Si tuviera que destacar algo negativo (y pocas son las ocasiones en las que no lo hago) diría que me hubiera gustado encontrar más causalidad que casualidad en algunas de las cosas que ocurren en la novela. Supongo que para hacerla así de breve se tenían que pasar por alto las explicaciones de según qué sucesos, pero me da la impresión de que jugar la carta del azar en varias ocasiones hace que algunas situaciones me resulten poco creíbles.

Este libro forma parte de una serie de 5 novelas de Aki Shimazaki (Gifu, 1954) llamada “La sombra del cardo” o “L’Ombre du Chardon”, pues queda mucho más bonito en francés… Y es que aunque nació en Japón, Aki Shimazaki se mudó a Canadá en 1981, y vive en Montreal desde 1991, donde enseña japonés además de dedicarse a su actividad literaria. A los 40 años comenzó a estudiar francés y a escribir novelas cortas en este idioma, todas con títulos de una sola palabra en japonés, así que, para mi sorpresa, no sé si catalogar esta obra como literatura japonesa o canadiense… Además de Hôzuki, la librería de Mitsuko, tenemos publicadas por Lumen sus dos primeros ciclos: “Le poids des secrets” o “El peso de los secretos” bajo el título El quinteto de Nagasaki, y El corazón de Yamato.

VALORACIÓN · · · · · · · · · · 4/5 ★★★★✰

Me ha gustado por su tono melancólico y la gran diversidad de temas que trata, entre ellos la maternidad, entendida de la forma más profunda posible. Pero no me ha entusiasmado tanto como me esperaba… Supongo que me han faltado algunas páginas para entender mejor a Mitsuko, me hubiera encantado entrar en más detalle en las historias de su madre, y conocer más sobre el día a día de su hijo Taro. Me imagino que tendré que seguir leyendo a Aki Shimazaki para acabar de congeniar del todo con ella y con sus personajes. Quizá en esos formatos que agrupan varias de sus novelas, consiga hacerlo y no quedarme con ganas de más.

Sonia López

4 comentarios en “‘Hôzuki, la librería de Mitsuko’, de Aki Shimazaki”

    1. Ay, esa lista eterna… Jaja… Es un libro interesante y curioso, me alegra que te llamara la atención. A mí me gustó, pero lo leí tan rápido que me alegro de haberlo tomado prestado de la biblioteca; no me hubiera cundido el comprarlo…

      Me gusta

  1. Qué casualidad; este es el último libro que he leído después del Papel pintado de amarillo y a la espera de ventilarme Otra vuelta de tuerca mañana. Sin llegar a entusiasmarme, me ha resultado muy interesante su lectura. Un libro sencillo pero con sus cosas… Japón me interesa mucho por motivos personales. Mercedes FV Pickwick.

    Me gusta

    1. ¡Hola Mercedes! ¡Qué casualidad! A mí me interesa mucho la cultura japonesa y me ocurrió lo mismo, me gustó el libro porque trata temas interesantes, pero la verdad es que pensaba que me iba a gustar más después de todos los comentarios positivos que leí.
      Por cierto, qué ilusión leeros por aquí, muchas gracias por vuestros comentarios. ¡Un abrazo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .