Novelas, Reseñas

‘¿Fue él?’ de Stefan Zweig

Siempre pensé que el primer libro que leería de Stefan Zweig sería Carta de una desconocida, pero finalmente en el blog Beat Books vi un comentario sobre este relato que parte de un crimen sin resolver que llamó mi atención tanto como para tomarlo prestado de la biblioteca recientemente. ¿Fue él? arranca con la siguiente frase:

En lo que a mí respecta, puedo decir que estoy segura de que él fue el asesino, aunque me falta la última prueba, la irrefutable.

FICHA TÉCNICA

Título original: War er es?
Autor: Stefan Zweig
Traducción: Berta Vias Mahou
ISBN: 978-84-92649-31-0
Editorial: Acantilado (Barcelona)
Colección: Cuadernos, 40
Año de publicación original: 1935
Fecha de edición: Febrero 2010
Nº páginas: 80 páginas
Formato: Tapa blanda, 11,5 x 18 cm

Sinopsis: “En esta breve novela, Zweig nos habla de los celos con su habitual maestría: elusivo, con la virtud de la intriga irresuelta, ahonda en el dolor y el desamparo que produce el sentirnos sustituidos en los afectos de nuestras personas queridas por un tercero que, cuanto menos, tiene los mismos derechos que nosotros. La rabia y la violencia pueden conducir a una venganza que agravará, si cabe aún más, nuestra orfandad.”

COMENTARIO

Esta breve historia está explicada desde el único punto de vista de Betsy, una mujer que vive retirada con su marido en una casa cerca de Bath, donde acaban de llegar unos nuevos vecinos. Me recordaba tanto el planteamiento a Las catilinarias de Amélie Nothomb que no he podido evitar compararlas, ya que en ambas novelas una pareja mayor explica la amarga historia de sus vecinos. Seguramente la escritora belga-japonesa tiene como clara influencia a este maestro del relato. Los vecinos retratados, en cambio, no pueden ser más diferentes, pues mientras Nothomb nos presenta a un señor todo lo apático posible, en ¿Fue él? nos encontramos un vecino demasiado efusivo. En ambos casos, son caracteres tan extremos que rozan el ridículo…

Los participantes de esta tragedia son pocos: Betsy y su marido como espectadores, aunque con un papel más responsable de lo que probablemente estén dispuestos a asumir; los Limpley, el matrimonio joven que se acaba de mudar a la casa cercana, y Ponto, un cachorro que les regala Betsy a sus vecinos en principio para hacer compañía a la mujer durante las ausencias por trabajo del marido y que acabará siendo consentido por el hombre de la casa, llegando Ponto a creerse amo y señor de todo.

Es muy curiosa la forma de describir el carácter del perro que tiene Betsy. Está tan humanizado que se convierte en un paralelismo perfecto para hablar de las relaciones interpersonales y los sentimientos que se desencadenan cuando dejamos de lado la razón y nos dejamos llevar por nuestro instinto más animal, protector o caprichoso.

Lo que más me ha gustado de la novela, en cambio, es el mensaje de que cada acto tiene sus consecuencias y la actitud de la protagonista da mucho que pensar… ¿Cuándo hablar y cuándo no hablar si conocemos algo malo que puede afectar a terceras personas? ¿Hasta qué punto somos responsables de lo que les ocurre a otros por omisión? ¿Por qué culpamos a los demás por sucesos o accidentes que entre todos se podrían haber evitado? Son algunos de los debates internos a los que me han llevado las últimas páginas.

El misterioso asesinato anunciado por Betsy al inicio de la novela mantiene en vilo al lector desde el principio y hasta la última página, pues aunque sepamos que se trata tan sólo de una sospecha, aunque a lo largo de la lectura encontramos pistas más o menos claras sobre el desenlace, una parte de nosotros prefiere no creer en lo que es capaz de hacer alguien sin el más mínimo remordimiento, considerando totalmente justo lo que hace.

Stefan Zweig, el escritor vienés que hay detrás de ésta y tantas historias llevadas a la pequeña y gran pantalla (El gran hotel Budapest está inspirado en relatos suyos), fue muy popular durante los años 20 y 30 del siglo XX. Escribió las biografías de María Estuardo, María Antonieta, Balzac, Erasmo de Rotterdam y diversas figuras literarias y filosóficas importantes, pero es más conocido por sus obras de ficción, entre las que se destacan Carta de una desconocida, Veinticuatro horas en la vida de una mujer, Novela de ajedrez o su novela tardía Clarissa. Gran enamorado de la cultura europea y judío de nacimiento, aunque no de religión, se mudó a Brasil en 1941 huyendo de la barbarie que azotaba Europa en esos momentos. La desesperación y el temor de que el nazismo acabaría expandiéndose por todo el mundo lo llevó al suicidio junto a su esposa en febrero de 1942. La mayor parte de su obra, incluida su correspondencia, está disponible en la editorial Acantilado.

VALORACIÓN · · · · · · · · · · 4/5 ★★★★✰

Volviendo a Las catilinarias de Nothomb, he de decir que si en su caso la brevedad le restaba profundidad a la historia, en Zweig juega claramente a favor y la convierte en una lectura más bien intensa. El crimen sin resolver deja mal rollo en el lector durante bastante tiempo y las situaciones descritas pasan de lo cómico a lo trágico en un tiempo récord. El nudo en el estómago al leer determinados episodios y el estilo claro y directo de su escritura me deja claro que quiero repetir con alguna otra obra suya.

Sonia López

Anuncios

2 comentarios en “‘¿Fue él?’ de Stefan Zweig”

  1. ¡Hola! Qué gusto que empieces, con buen pie, la obra de Zweig. Te juro que yo lo amo. Tiene una sensibilidad y un don de la observación precisos. Espero que continúes con el resto de sus obras. A mi me gustaron Confusión de Sentimientos y Novela de Ajedrez.
    Excelente entrada, se nota que le has sacado jugo a un relato tan pequeño. Te mando mucho abrazos <3

    Me gusta

    1. ¡Muchas gracias! :D Significa mucho sabiendo lo que te gusta el autor. Tengo tan claro que quiero seguir leyendo a Zweig que ya he mirado en la biblioteca qué más tienen y he visto que está ‘Novela de ajedrez’, así que seguramente continuaré con esta obra a la vuelta de vacaciones. ^^ ¡Un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s