Humor, Novelas

‘Almas de segunda mano’ de Christopher Moore

Como ya os avancé en un post sobre lecturas pendientes, me moría de ganas de leer esta segunda parte de Un trabajo muy sucio que salió hace un par de años en Estados Unidos y que, por fin, ha llegado a España gracias a Lince Ediciones, que se estrena en la obra de Christopher Moore con Almas de segunda mano. Espero que la colaboración sea un éxito para que publiquen muchísimos más, porque ha sido maravilloso el reencuentro con Charlie, Sophie, Audrey, Lily, Rivera… En esta entrada hay spoilers de la primera parte. Avisados estáis. :)

-¿Es usted sacerdotisa budista y policía?
-Trabajo de incógnito. Y, sí, soy monja.
-Me encantaría ver esa serie -contestó la enfermera-. No me la creería, pero me gustaría verla.

FICHA TÉCNICA

Título original: Secondhand Souls
Autor: Christopher Moore
Traducción: Victoria Horrilo Ledesma
ISBN: 978-84-15070-76-4
Editorial: Lince Ediciones (Barcelona)
Año de publicación original: 2015
Fecha de edición: Junio 2017
Nº páginas: 368 páginas
Formato: Tapa blanda, 23,5 x 15,5 cm

Sinopsis: “El escenario es San Francisco, donde está ocurriendo algo pavoroso: la gente sigue muriendo como Dios manda, pero las almas de los difuntos desaparecen una tras otra sin dejar rastro. Alguien las roba antes de que puedan alcanzar la gloria eterna o la siguiente encarnación. Nadie conoce el motivo de la horrible fechoría o el destino de tan delicado botín.”

COMENTARIO

Snoop Dogg como Minty Fresh. Sugerencia de Anzu The Great Destroyer para el casting. (Compro)

Probablemente tendría que haberme releído Un trabajo muy sucio antes de adentrarme en esta esperada segunda parte, porque había algunos personajes como Minty Fresh que tenía bastante olvidados… (¿cómo olvidas a un negro de 2 metros vestido de verde cantón?) Pero me pudo el ansia, y por suerte Christopher Moore hace bien en recordar en líneas generales el argumento del libro anterior, comenzando de hecho con las instrucciones del Libro de la Muerte que los mercaderes han de seguir para que no reine el caos (“Sería fatal”) y que necesita una urgente actualización después de que los responsables de transportar las almas a sus destinatarios la liaran tanto en los últimos meses.

Nada más empezar la novela nos encontramos con el alma de Charlie dentro de un bicho que es descrito de forma tan espeluznante que comprendería que alguien no pasara de las primeras páginas, pero he de reconocer que le cogí tanto cariño que la semana que acabé el libro cené palitos de queso más de una vez… (al ritmo de “¡nececito quezo!”, claro). La nueva misión de Charlie es intentar arreglar de nuevo ese desbarajuste que afecta a las almas de la ciudad de San Francisco. Para ello cuenta con la ayuda de personajes que ya conocemos de la anterior entrega, como el inspector Rivera o la monja budista Audrey, que tiene momentos divertidísimos que me han hecho reconciliarme con ella… Pero también aparecen nuevos nombres como Mark, un pintor que trabaja en el Golden Gate, o Baptiste, el bedel de una residencia de enfermos terminales.

Christopher Moore

En general es una buena historia de aventuras, pero en este libro aparecen además historias muy emotivas, algunas de ellas narradas por fantasmas en primera persona, y me sorprendió sobre todo la de Concepción Argüelles, basada en hechos reales según el propio Moore reconoce en sus agradecimientos, porque durante todo su relato no hay ninguna broma. Esto me hace pensar en el enorme respeto que le debe de tener, pero el resto de historias (la de los amigos de Dorothy y la de Villarreal) aunque sí incluyan chistes, tampoco te dejan indiferente.

Entre esas leyendas y otros sucesos tristes que ocurren en el libro, he encontrado bastante drama para ser un libro de risa, pero me ha maravillado cómo está manejado. Había tanta carga emocional en algunos momentos, tanta ternura, que tuve la tentación de ojear la portada por si me hubiera equivocado de libro al cogerlo. Pero no, cada vez que había algún momento trascendental y lleno de sentimientos, aparecía el Emperador y sus “hombres” (adoro a esos perros) o los malos de turno o el Poblado Ardilla (marionetas de carne) o los “cancerberos irlandeses“… y entonces sabías que sí, que estabas leyendo un libro de Moore.

Conexión en directo con Christopher Moore en la librería Gigamesh (Barcelona)

Los personajes con los que más me he reído en esta secuela (y ya contaba con ello) son: la persona que menos me imaginaba trabajando en una línea de atención al suicida, Lily (“sí, tú quédate con lo del tenedor cuchara…”) y la adorable hija de Charlie, Sophie (“¡A mí que no me joda!”, le dice al hada de los dientes). Creo que son unos personajes maravillosos, aunque he de reconocer que también son la bomba las tías que cuidan a Sophie mientras Charlie está… digamos que indispuesto.

Rainbow Wall, San Francisco, by Tony Fischer (CC BY 2.0)

Por cierto, el libro es todo un canto a la diversidad de San Francisco: personajes LGTBI, de todas las razas y procedencias, menciones al pasado hispano de la ciudad e incluso apariciones de personas de todas las edades… Mientras Un trabajo muy sucio se centra sobre todo en la historia de Charlie, ese macho beta, Almas de segunda mano es un libro más coral en el que Charlie no aparece tanto, pero como adoras el resto de personajes no lo echas tanto de menos…

VALORACIÓN · · · · · · · · · · 4/5 ★★★★✰

Un libro que es capaz de combinar todos los sentidos del humor posibles (irónico, escatológico, absurdo, blanco, negro, verde…) con escenas cotidianas o trágicas, de fantasía, aventuras y mitología… es como una montaña rusa de emociones. Le puse 4 estrellas por no hacerle sombra al original y porque hacia el final, durante unas pocas páginas, tuve la impresión de que se desinflaba un poco, pero realmente lo he disfrutado mucho y hay un buen cierre. Sobre todo, con esta novela me he dado cuenta de cuánto echaba de menos a Christopher Moore. Sé que tengo algún que otro título suyo por leer, pero entre el lío que tengo con sus series (faltan por traducir todavía algunas de sus novelas) y que tienen títulos tan poco sugerentes como La isla de la monja del amor o El monstruo que amaba a las gasolineras… pues no sé… XD En cambio, los que están por venir me llaman más: The Serpent of Venice y Noir (en producción). Eso sí, me encantaría que siguiese con la saga tan en forma como hasta ahora, aunque tengamos que esperar otra década para ver cómo evoluciona ese San Francisco paralelo con personajes tan surrealistas pero tan reales también. En fin, que como nos dijeron a Tomás y a mí el día de nuestra boda: ¡bendita locura! ;)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s