‘Visión de Nueva York’ de Carmen Martín Gaite

Como ya os comenté con anterioridad, Nubosidad variable me dejó con resaca lectora, y del mismo modo que dicen que el mejor remedio para pasar la otra resaca es volver a beber, yo vuelvo a Carmen Martín Gaite con esta Visión de Nueva York, un facsímil de uno de sus cuadernos llenos de collages sobre su estancia en la ciudad que nunca duerme. Me ha resultado tan curioso encontrarme con aspectos de ella que ya había visto en sus personajes, que creo que vale la pena su lectura para comprender mejor a esta gran escritora. Por cierto: ¡Feliz Día del Libro!

Lo quiero todo. Eso es lo malo de New York, que lo quiere uno todo y que continuamente te salen al paso tentaciones inesperadas. Y yo no sé decir que no a ninguna, y ando de acá para allá, a merced de mis pasos, ¡tan feliz!

FICHA TÉCNICA

Visión de Nueva York
Carmen Martín Gaite
Barcelona: Ediciones Siruela, 2005.
Formato: Tapa dura.
189 páginas.
ISBN: 978-84-7844-849-7.

Sinopsis: Visión de Nueva York, diario inédito de la escritora Carmen Martín Gaite, fue elaborado en forma de collage durante su estancia en esta ciudad entre septiembre de 1980 y comienzos de 1981. Este diario es un recorrido de la autora (a través de imágenes y pequeños comentarios) en su día a día neoyorkino y en sus contactos con la sociedad norteamericana de la época. Una obra original, y una original narración, con una visión íntima y sensible de una escritora cuya faceta de contar a través de collages era desconocida hasta ahora por sus lectores.”

COMENTARIO

Comienza este recorrido de unos meses por Nueva York cuando Carmen Martín Gaite daba clases en el Barnard College y finaliza con una visita por otras ciudades norteamericanas. La forma que elige la autora para dejar constancia de sus memorias en ese cuaderno que titulará “Vision of New York”, es el collage, usando con ingenio recortes de revistas y periódicos, fotos suyas, notas de recados, entradas de los espectáculos y lugares turísticos visitados… En definitiva toda una colección de recuerdos interesantísimos adornados a veces con notas escritas a mano de todos los estilos: divertidas, irónicas, reflexivas, melancólicas… Todas geniales.

El libro está introducido por una breve nota de su hermana Ana María, que encontró este cuaderno en su casa de El Boalo en el “río revuelto de sus muchos papeles”, e incluye una carta que escribió Carmen a Ignacio Álvarez Vara, a quien le dedica el cuaderno por ser quien le empujó a conocer la ciudad y al artista Edward Hopper de quien se muestra una auténtica fan y que será uno de sus temas recurrentes en el cuaderno.

Nighthawks por Edward Hopper (1942)

El facsímil de este cuaderno ocupa unas 100 páginas en las que encontramos referencias a su adicción al tabaco (a la que intentaba poner remedio con la afición de “cortar y pegar”), a Virginia Woolf y su concepto de mujer (recuerda cuando tradujo al castellano Una habitación propia y por lo que comenta me han dado muchas ganas de leerlo), al trabajo (y sobre todo a cómo se va escaqueando de escribir con cualquier excusa, automotivándose a sí misma para continuar con El cuento de nunca acabar), y un repaso a la actualidad, pues su estancia en Nueva York coincide con el asesinato de John Lenon (muy alucinante ver los recortes de la prensa de aquellos días) y las elecciones Reagan vs Carter (genial la nota de la autora en la que se pregunta si realmente, con lo grandes que son los Estados Unidos, sólo estaban estos dos candidatos).

Como siempre, me encantan esas referencias a la cultura popular que me voy encontrando en los libros y en esta ocasión, Carmen Martín Gaite deja constancia de sus visitas al cine y a diversos espectáculos. Lo que más me llamó la atención quizá sería una versión musical de Alicia en el país de las maravillas protagonizada por Meryl Streep, Alice in concert, y una película que quizá es malísima pero necesito verla: Gloria, de John Cassavetes con Gena Rowlands de protagonista. Y de sus paseos y visitas por Nueva York deja constancia de sus compras en la librería Rizzoli, la llegada de su hija, quedadas con amigos que viven en New Haven, Philadelphia y otras ciudades de alrededor, cenas y conferencias… En definitiva, fue una estancia muy aprovechada a mi parecer.

Además del facsímil del cuaderno, de unas 100 páginas que respeta incluso aquellas hojas en blanco o que sólo tienen unas notas sin importancia, hay también una transcripción de todos los textos que incluyen también la traducción de aquellas noticias enganchadas de la prensa americana. Por último, el libro cuenta también con dos textos emotivos de amigos íntimos que recuerdan las otras múltiples facetas de Carmen como madre, como luchadora, como vitalista, como boticaria, como tejedora… Descubrimos detalles de su vida privada como que la llamaban Calila porque fue como la llamó su hija cuando era un bebé al intentar decir Carmiña. Esas abreviaturas suyas también explican que a su hija la llamara la Torci, aunque ese bebé que dormía torcido en la cuna contara ya con 24 años cuando ella estaba en Nueva York. Otro detalle que no conocía era que su única hija moriría algunos años después por una infección, antes de cumplir los 30, y fue entonces cuando publicó Caperucita en Manhattan.

VALORACIÓN  · · · · · · · · · ·  4/5 ★★★★✰

Me ha resultado una obra muy interesante para conocer de casi primera mano la creatividad y la energía que desbordaba a Carmen Martín Gaite y su forma de trabajar los cuadernos. Algo podía imaginarme mientras leía Nubosidad variable, pues comparte afición con Sofía, una de sus protagonistas, pero no hay nada como verlo directamente para disfrutarla con ella. Entrar en la intimidad de alguien siempre me provoca cierto rubor, pero en su caso es como si se tratara de un entorno tan acogedor y familiar que en ningún momento me he sentido una intrusa leyendo sus anotaciones. Casi diría que este cuaderno es una carta dirigida al mundo en uno de sus momentos más felices. De hecho, en la carta que envía a Ignacio y que se reproduce al principio del libro, se pregunta si realmente se lo “me”, el ser tan feliz cumpliendo su sueño de vivir en Nueva York. La conclusión es tan sencilla como un enorme SÍ, si hay alguien que se lo merecía era ella.

Sonia López

Bonus track:

Para conocer un poquito más a Carmen Martín Gaite os podéis pasar por el blog El baúl de los libros asombrosos, donde Raquel hace un recorrido completísimo de su vida y obra. :)

Anuncios

2 comentarios en “‘Visión de Nueva York’ de Carmen Martín Gaite

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s