Dennis Lehane en BCNegra ’17

La semana pasada uno de mis autores favoritos, Dennis Lehane, estuvo en Barcelona para recoger el premio Pepe Carvalho que se otorga cada año en el festival de novela negra de Barcelona BCNegra. Por pura suerte o casualidad, me enteré un par de días antes de esta visita y decidí al menos “intentar” asistir a los actos en los que participaría. No sólo estoy contentísima de haberlo conseguido, haber escuchado sus interesantes discursos y tener dos ejemplares suyos firmados, sino que también me ha emocionado comprobar el cariño con el que está organizado un festival que hasta este año consideraba erróneamente bastante minoritario.

premio

Dennis Lehane, Tomás y yo :)

La novela negra siempre me ha gustado. En realidad me gusta leer casi de todo, así que tampoco puedo decir que sea mi género favorito, porque no existe tal cosa, pero sí tuve una época en la que suponía la mitad de lo que leía. Me gustan las historias de misterio, tanto en libros como en películas, series, cómics, videojuegos y, de hecho, últimamente me estoy aficionando a las room escapes. Y dentro del género negro me gustan aquellas historias que tengan unos personajes que caigan bien (¡por eso no me he atrevido con Sherlock todavía!), una buena ambientación y a ser posible que estén narrados con sentido del humor. De todos los autores del género me quedo con Anne Perry por habérmelo descubierto y con Dennis Lehane por su serie de Patrick Kenzie y Angela Gennaro, una pareja que adoro.

camarasa

Paco Camarasa, comisario de BCNegra ’17

Nunca me hubiera imaginado coincidir con Dennis Lehane en Barcelona, encontrarlo de forma tan accesible y encima asistir a una entrega de premios oficial este 2 de febrero de 2017 en el Saló de Cent de l’Ajuntament de Barcelona. Claro que nunca hubiera esperado escuchar el nombre de Bubba Rogowski, uno de sus personajes secundarios más carismáticos y violentos, en uno de los salones más elegantes de la ciudad. El comisario de BCNegra, Paco Camarasa, fue el encargado de mencionarlo a él junto a Patrick y Angie, en el repaso de méritos de Dennis Lehane para hacerse con el premio Pepe Carvalho, llamado así por el mítico detective de Manuel Vázquez Montalbán. Un momento muy especial del discurso de Camarasa fue la comparación entre los personajes de ambos autores, pues seguro que se hubieran llevado bien y se encontraron bastantes paralelismos entre Boston y Barcelona, o más concretamente entre los barrios de Dorchester y el Raval, además de reivindicar el género como novela social, crítica y profunda. El discurso de Camarasa fue presentado por el teniente de alcalde de cultura Jaume Collboni, que destacó la labor del comisario al frente del festival literario, función que tras 12 años abandona según nos anunciaba esta semana. También recordó su ya desaparecida librería especializada en el género, Negra y Criminal, donde servían vino y mejillones en la Barceloneta. Me hubiera gustado visitarla (aunque no me guste el vino).

Siguiendo con el acto, la alcaldesa Ada Colau entregó el premio a Dennis Lehane, que en su discurso de agradecimiento habló de su suerte por que le paguen para escribir, algo que le cuesta considerar un trabajo en comparación con lo que tiene que hacer la mayoría, mencionando como ejemplo a su padre. Visiblemente contento de estar en Barcelona, ciudad que según comentaron ya había visitado anteriormente, se deshizo en halagos por la gran relación de la ciudad con la cultura y el arte, pues considera Lehane que ahí reside la luz con la que combatir la oscuridad que se cierne sobre Estados Unidos y sobre el mundo en general. Como curiosidad, comentó que no creía que en Boston se hubiese reunido tanta gente para verle recibir un premio, y es que el Saló de Cent estaba repleto no sólo con políticos, personalidades y el jurado del certamen, sino también por los lectores, y ése es uno de los aspectos que más me gustaron del evento. (Anecdotita: estaba también Juanjo Puigcorbé, supongo que porque interpretó a Pepe Carvalho en una serie de televisión.)

lehane-y-martin

Dennis Lehane y Andreu Martín, tras la entrega del premio Pepe Carvalho

Al finalizar, la alcaldesa también le dedicó unas palabras al homenajeado, además de recordar que Barcelona es reconocida como Ciudad de la Literatura por la UNESCO, y situar BCNegra como uno de los eventos literarios de referencia no sólo de Barcelona sino también de Europa. Al acabar el acto, lejos de echarnos de allí, nos dejaron acercarnos a hablar con Dennis Lehane y hacernos fotos con él, o incluso que nos firmara algún libro, aunque al día siguiente había programada una charla en la que también habría tiempo para ello y podríamos comprar ejemplares de su última novedad, Ese mundo desaparecido, que cierra la trilogía del mafioso Joe Coughlin, de la cual Ben Affleck acaba de adaptar la segunda parte, Vivir de noche, como ya hizo con Adiós pequeña adiós, versión cinematográfica de Desapareció una noche, cuarta entrega de Kenzie y Gennaro… Y esto me pasa con los autores que me gustan, que comienzo a hablar y no paro, sin pensar en que no todo el mundo conoce al escritor del que estoy hablando… Por si fuera el caso, lo resumiré diciendo que Dennis Lehane es el escritor de las novelas Mystic River (con adaptación cinematográfica de Clint Eastwood) y Shutter Island (con adaptación de Martin Scorsese).

Al día siguiente, en la Sala BARTS…

charlas_barts

Estaría feo titular estas fotos como “los teloneros de Dennis Lehane”, ¿verdad? Sobre todo porque en realidad fueron charlas muy interesantes… (¡sin ironías!)

Decidida a asegurarme el asiento para la charla que tendría lugar el viernes 3 de febrero a las 19h en la Sala BARTS de Barcelona, me propuse no perderme ninguna de las conferencias del día, de manera que a las 16h ya estuvimos allí Vero y yo para ver qué era eso de la Semana Negra de Gijón que BCNegra iba a homenajear en su 30 aniversario con cinco escritores que estuvieron en su fundación: David C. Hall, Andreu Martín, José Luis Muñoz, Paco Ignacio Taibo II y el moderador Mariano Sánchez Soler. Contra todo pronóstico (recordemos que yo iba por Lehane) resultó ser la mesa redonda más divertida de las tres, pues se dedicaron a recordar anécdotas de diferentes ediciones de ese otro festival o fiesta de literatura que se sigue celebrando en Asturias y que atrae a escritores internacionales. De los autores asistentes, sólo he leído un libro juvenil de Andreu Martín del que guardo muy buen recuerdo, pero me he anotado al resto para seguirles la pista. (De hecho, espero que algún representante haya visto esa conversación tan amena y la convierta en una obra de teatro).

La siguiente mesa redonda tuvo un formato más parecido a una entrevista a tres, en la que la periodista Pilar Agudo “interrogaba” a los escritores Lorenzo Silva, Sergio Vila-Sanjuán y la reciente ganadora del premio Planeta Dolores Redondo, de quien ese mismo día se estrenaba en cines la adaptación de El guardián invisible. Por cómo anunciaban este acto me esperaba una confrontación de la forma que tienen de investigar los protagonistas de sus novelas, ya sean policías o periodistas, pero finalmente hablaron más de cómo investigaban los propios escritores a la hora de elaborar sus historias. Fue una conversación muy instructiva e interesante para conocer el proceso creativo tan diferente de estos tres nombres importantes de la literatura nacional: más instintivo en el caso de Redondo, más autobiográfico en el caso de Vila-Sanjuán y más metódico en el caso de Silva, simplificando mucho.

Por último, volvió a subir al escenario Paco Ignacio Taibo con Dennis Lehane, para hablar de aquello que les une: los dos provienen de familias humildes, reflejan en su obra los problemas más acuciantes de la sociedad y han visto con estupor cómo Trump ha tomado las riendas de su país y del mundo, cada uno desde un lado del muro que quiere levantar el presidente norteamericano. Paco Ignacio Taibo es asturiano de nacimiento, pero vive en México desde los 9 años, con lo que conoce muy bien el descontento general del país respecto a sus mandatarios y sus relaciones internacionales.

lehane-y-taibo

Antonio Lozano, Dennis Lehane y Paco Ignacio Taibo

La conversación fue moderada por el periodista Antonio Lozano, quien ya había entrevistado antes a Dennis Lehane y de quien rescató algunas anécdotas de hemeroteca como aquella en la que contó que fue a comer una noche con Clint Eastwood y cuando se lo explicó a un amigo éste le preguntó por el pez espada que habían cenado en vez de asombrarse por el magnífico director (he de decir que Clint es Clint, pero cenar un pez espada no es tan habitual, ¿no?). También recordó cómo en esa época Lehane se consideraba “el sabor del mes”. Esto confirmó mi impresión del día anterior de que estaba ante un escritor modesto y humilde, un carácter que define, según contaron, a la gente de Boston en general.

dennislehane1

Dennis Lehane hablando de gángsteres: conoce a muchos, pero nunca deja que le lleven en coche…

La charla comenzó con un buen augurio para las artes, que siempre resultan más interesantes cuando se crean en épocas convulsas, pero Dennis Lehane también se mostró confiado en el sistema democrático capaz de quitar a alguien del poder cuando se demuestra que no se lo merece. Para Taibo, que siempre incluía un toque humorístico a sus intervenciones de crítica social, el cambio depende de que Dennis Lehane, o escritores como él, incorporen más mexicanos en sus novelas como él mismo hace con sus libros, en los que siempre incluye algún gringo bueno (o sano o ilustrado… y “no más de uno, porque me puede estropear el libro”, nos dice entre las risas del público). En ese momento elogió a Lehane como el gran creador de atmósferas que es y me gustó que lo reconociera como gran escritor por sus fantásticos personajes secundarios, sólo creados por los buenos novelistas, ya que los malos describen personajes simplemente funcionales.

Anotado en un post-it imaginario el compromiso de añadir algún personaje mexicano en una novela, algo complicado si las sigue ubicando en Boston, Lehane y Taibo hablaron seguidamente de la moral norteamericana, del racismo (y los tópicos, otra forma de racismo), de los peligros del neoliberalismo, de cómo nadie critica la codicia en Estados Unidos, de los criminales trajeados, de cuánto mal hacen algunos sin ensuciarse las manos, de la religión, de lo esotérico… Fue una hora que cundió mucho.

dennis-y-paco-diver

Lehane y Taibo, hijos de sindicalistas, reflejan la diferencia de clase en sus obras.

El último libro de Lehane, Ese mundo desaparecido, trata alguno de esos temas pero también explora la relación paternofilial del protagonista con su hijo. Según Lehane, a los gángsteres, como a las personas normales, pueden no gustarles los niños de los demás, pero le dan mucha importancia a los suyos propios (todos recordamos lo de “la familia es lo más importante”, ¿no?), y eso llevó a los protagonistas de la tarde a explicar que la experiencia de ser padres les afectó más por la forma de trabajar que en cómo plasman esas relaciones en su obra. En el caso de Lehane, y ahora que acabo de terminar La última causa perdida puedo atestiguarlo, la relación entre padres e hijos -ya sean encantadoras, problemáticas o nefastas- es un motivo recurrente. El tema también propició unas divertidísimas anécdotas protagonizadas por la hija de Taibo y la lectura.

Otro de los grandes momentos de la tarde fue cuando Dennis explicaba cómo visualizaba lo que escribía. Mientras lo explicaba entendía perfectamente por qué era capaz de crearme imágenes tan visuales de sus novelas. Y como si se estuviera avanzando a mi pensamiento,  comenzó a decir que odiaba que dijeran de él que es un novelista muy cinematográfico, algo que creo haber dicho yo misma… “¡Nosotros estábamos antes!” comenzó a gritar refiriéndose a que primero fue la escritura y luego el cine: “¡Es vívido, idiota!” (vivid = vívido, gráfico, intenso, como la vida misma… traducidlo como queráis) “Y ese es mi trabajo, escribir prosa vívida, para transportarte a mi libro”. Gracias, Dennis, ahora lo entiendo, nunca volveré a decir nunca de ningún libro que es cinematográfico. XD

lehane-y-antonio

El periodista Antonio Lozano y Dennis Lehane

Hablando de cine y de lo poco que le gusta ir a rodajes (por las imágenes que él ya se ha creado previamente del libro), Lozano le preguntó al novelista sobre su experiencia como guionista en series como The Wire, de la que Lehane destacó, además de la diferencia enorme que le suponía pasar de trabajar solo a trabajar en equipo, a mejor, la cantidad de texto inútil que volcaba en el papel cuando en cine debes ser mucho más conciso y centrarte en acciones y diálogo, pues hay todo un equipo que llega después que el guionista que tiene trabajo que hacer y hay que ponérselo fácil: menos es más, en este caso. Por otro lado, destacó que hace poco presentó el primer guion del que está realmente orgulloso y es para nada más y nada menos que la adaptación en serie de Mr. Mercedes, de Stephen King.

"Pensar que la realidad es algo ordenado es una perspectiva no mexicana" (Paco Ignacio Taibo II)

“Pensar que la realidad es algo ordenado es una perspectiva no mexicana” (Paco Ignacio Taibo II)

Además de las intervenciones repletas de un inteligente sentido del humor Taibo explicó también la importancia de su familia a la hora de formarse como escritor y como persona, recordando los temas que se trataban en la mesa, repasando momentos históricos concretos y concluyendo que era imposible no acabar siendo de izquierdas y reflejarlo a la mínima oportunidad. En tiempo de descuento, aprovechando que una de las novelas favoritas de Lehane es Cien años de soledad, Taibo recordó una lección de literatura por parte de Gabriel García Márquez: “Paquín, cuando a una página de un libro tuyo le sobran 3 comas, cambia de corrector; si le sobran 10, cambia de editor; si le sobran 20, cambia de editorial; ahora, cuando le sobran 70, no te preocupes, eso se llama estilo”. Fantástico.

Y con esta anécdota y la confesión de Lehane de que tras leer Cien años de soledad se planteó incluso dejar escribir sabiendo que nunca podría superarla (algo que por suerte sólo le duró un día: “bueno, no seré tan bueno como él pero puedo seguir escribiendo, ¿no?”), finalmente llegó la sesión de firmas, a una velocidad de vértigo.

dennis-firmando

Dennis Lehane firmando ejemplares.

En definitiva: muy alto está el listón de BCNegra para el año que viene, así que el sucesor de Paco Camarasa tiene mucho trabajo que hacer. Yo al menos pienso seguir el festival de cerca y si algo he descubierto con este homenaje a Lehane es a otros escritores como los que he mencionado y que me parecen interesantísimos y nuevas ideas de lectura pilladas al vuelo, como la escritora Masako Togawa, una mujer a la que mencionaron los ponentes de la charla sobre la Semana Negra de Gijón y que debió de ser la bomba por lo que comentaron (falleció en abril de 2016).

¡Y aquí están mis dedicatorias de las dos jornadas! :)

firmas_dl

¡Hasta la próxima!

Sonia López

Enlaces de interés:

BCNegra

Dennis Lehane

Semana Negra de Gijón

Anuncios

2 comentarios en “Dennis Lehane en BCNegra ’17

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s