Novelas, Reseñas

‘Pablo y Virginia’ de Bernardin de Saint-Pierre

La lectura que más tiempo lleva esperando para ser comentada es la de Pablo y Virginia, de Bernardin de Saint-Pierre. Es un libro que me recomendó y prestó Raquel, y como ya lo devolví, haré esta entrada medio de memoria, medio descifrando algunas notas que tomé mientras lo leía previendo este momento… No tenía ninguna noticia de esta novela ni de su autor, así que desde las primeras páginas me encontré en un mundo del que no sabía nada. Ni siquiera conocía su argumento, pues la contraportada del libro no tenía ni una sola letra y me comentaron que si buscaba en Internet me encontraría bastantes spoilers.

Lee, pues, hijo mío. Los sabios que han escrito antes de nosotros son como viajeros que, habiéndonos precedido en las sendas del infortunio, nos alargan la mano, y nos convidan a que nos unamos a ellos, cuando todo nos abandone.

FICHA TÉCNICA

pablo-y-virginia-portadaPablo y Virginia
Jacques-Henri Bernardin de Saint-Pierre

Barcelona: Ediciones Orbis, 1988.
Biblioteca Juvenil.
Formato: Tapa blanda.
160 páginas.
ISBN: 8440206798.

Sinopsis: Pablo y Virginia son dos jóvenes que viven en la isla Mauricio (entonces, una colonia francesa conocida como Île de France). Sus madres son mujeres solteras por diferentes circunstancias y se han visto obligadas a criar a sus hijos al margen de la sociedad ayudadas por sus vecinos y sus criados, apoyándose la una a la otra de forma que Pablo y Virginia crecen como hermanos. Esta situación paradisíaca se verá comprometida cuando los jóvenes se acercan a la adolescencia y las madres comienzan a pensar en su futuro.

COMENTARIO

paul_et_virginie_ilustracionDe vez en cuando me apetecen lecturas más pausadas en la tranquilidad del hogar. Leí Pablo y Virginia a pequeños sorbos, mientras paseaba por el comedor, en voz alta en algunos pasajes, interiorizando los consejos del vecino de los protagonistas y dejándome llevar a parajes exóticos tan lejanos para mí ahora como lo serían para los franceses del siglo XVIII, cuando fue escrito por Bernardin de Saint-Pierre. También ayudaba mucho a esa teletransportación las detalladas ilustraciones que acompañaban el texto.

De sus páginas se desprende candidez e inocencia, convirtiendo casi a Pablo y Virginia en unos nuevos Adán y Eva antes del Pecado Original, en otro Paraíso acompañados de buenas gentes que se ayudan unos a otros. Virginia reconoce lo que es justo y actuará cuando algo no le parezca bien, pero sin rebeldía, simplemente armada con bondad. Pablo se sacrifica y actúa también siempre correctamente, pero por un único motivo: el amor a Virginia y a sus madres.

De hecho, son Madame de la Tour, madre de Virginia, y Margarita, madre de Pablo, los personajes que más he admirado: su independencia, coraje, esfuerzo y bondad me han impresionado. Cierto es que a medida que avanza la historia, con el paso de los años, van perdiendo fuelle, pero esa primera parte de la novela en la que Pablo y Virginia todavía son unos críos y dependen de ellas me gustó mucho.

p1020601_paris_v_statue_de_bernardin_de_saint-pierre_par_louis_holweck_rwk
Estatua del autor con sus personajes en el Jardin des Plantes de París.

Me hizo especial gracia que coincidiera esta lectura con las declaraciones de Anna Gabriel sobre lo interesante que sería educar a los jóvenes colectivamente en lugar de en familia, pues las madres de Pablo y Virginia hacen eso precisamente: los crían como hermanos de forma que no existe la propiedad privada entre ellos, todo es de todos y lo cuidan por igual. Se ahorran riñas y discusiones, sentimientos amargos y negros, y cada día que pasa aprenden a vivir con menos. A veces la situación se volvía demasiado idílica para mi comprensión, pero llegué a pensar que ojalá el ser humano no fuera como es para que pudiera existir una sociedad así.

La historia arranca con un viajero que llega al lugar donde vivieron Pablo y Virginia, encontrándose con un vecino que le explicará la historia de su amor. El vecino es también un personaje relevante en la novela, pues además de explicarnos de primera mano los acontecimientos que abocan a los protagonistas al desenlace de la novela, también aporta buenos consejos hablando de la soledad, el trabajo, la Historia, la vida en Europa y las diferencias entre ricos y pobres. Me pareció muy curioso algo que criticaba: que se honre más al artista que a los agricultores. Y sus consejos estaban plagados de continuas referencias a la moral cristiana y a la religión.

800px-jacques_henri_bernardinJacques-Henri Bernardin de Saint-Pierre nació el 19 de enero (¡mi cumpleaños!) de 1737 y publicó su principal obra, Pablo y Virginia, a los 50 años. Hasta entonces, Saint-Pierre fue un botánico francés e ingeniero numerario del ejército que fue expedientado en numerosas ocasiones por insubordinación. La novela tiene muchas descripciones de la isla Mauricio, pero destacaría los minuciosos detalles que aporta sobre su vegetación, algo que no agiliza la lectura precisamente, y ahora entiendo por qué: fue destinado allí en 1768, y en 1773 publicó Voyage à l’Ile de France sin éxito hasta que inspirado por Rousseau escribió sus Estudios sobre la naturaleza en tres volúmenes. Juraría sin leerlos que algo aprovechó para la novela. Fue intendente del Jardin des plantes, después de la Revolución francesa y promovió la creación de su zoo, uno de los más antiguos que existen todavía hoy.

VALORACIÓN  · · · · · · · · · ·  3/5 ★★★✰✰

Si os interesa leer la novela (y vale la pena por ser algo totalmente diferente a lo que se suele leer hoy en día), huíd de Wikipedia (donde no solo destripan el final sino que lo hacen tremendamente mal) y dejad de leer en este párrafo. Tampoco es que revele muchos detalles sobre el final a continuación, pero uno de sus puntos fuertes es que te sorprende, y me temo que dejaré muchas pistas sobre cómo acaba para poder justificar mi puntuación…

A ver, es una lectura muy corta sobre dos adolescentes que se aman pero que no saben cómo canalizar ese amor. En un ambiente tan pacífico, sin egoísmos ni pasiones desbocadas, sin caprichos ni envidias, todo es paz y amor. ¿Cómo distinguir el amor hacia todo lo que les rodea de lo que les hace sentir esa persona especial? ¿Cómo resolver ese conflicto interior de querer de manera diferente a alguien que se supone que es como tu hermano/a? La novela daría mucho juego en este sentido, pero la resolución rápida hacia un final trágico sin haber llegado a vivir un romance real e intenso hace que nos olvidemos de Pablo y Virginia como los sustitutos de Romeo y Julieta, o los predecesores de los habitantes de Cumbres borrascosas, convirtiéndose más bien en unos mártires casi religiosos. Durante la lectura creía que mi valoración final iba a ser mejor, pero los finales dramáticos, cuando me parecen forzados y precipitados, me generan muchas veces decepción en lugar de tristeza. Puedo entender la primera de las tragedias que ocurren en el libro, que además está basada en una historia real, pero las consecuencias nefastas de la misma creo que tienden demasiado a la exageración… No había necesidad.

Sonia López

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s