‘Retratos’ de Truman Capote

Como le comentaba a una amiga este fin de semana, me gustaría decir que tengo el blog abandonado pero que tengo muchas lecturas acumuladas por comentar… ¡¡Pero no es así!! Estas semanas ha habido algún que otro susto y alguna que otra alegría que no me han dejado mucho tiempo libre, pero vamos a intentar volver a la normalidad con un nuevo post comentando mi última lectura: Retratos de Truman Capote.

No pretendo comparar a Elizabeth Taylor con Marilyn Monroe; eran pájaros de diferente plumaje, la primera una profesional de decisiones drásticas, la otra una mujer primaria, una insegura patológica dotada de un talento natural.

Retratos_TrumanRetratos es un recopilatorio de piezas escritas por el maestro del nuevo periodismo Truman Capote en el que describe las personalidades más destacadas de su época. El libro comienza con una larga entrevista a Marlon Brando mientras rodaba en Japón la película Sayonara. Es el más extenso de los retratos porque en realidad el escritor aprovecha la reproducción de su diálogo para intercalar la biografía del actor, su relación previa con él, su forma de entender la vida, la fama que ha conseguido en el mundo entero e incluso algunas pinceladas de su viaje a Japón. Es de lo más interesante.

Por otro lado, hay una serie de artículos en los que describe otros personajes famosos a los que se sentía muy unido, como la escritora Jane Bowles, a quien consideraba que estaba absolutamente subestimada; el fotógrafo Cecil Beaton, a quien debemos la típica fotografía de Audrey Hepburn en Desayuno con diamantes; el dramaturgo Tennessee Williams, autor de Un tranvía llamado Deseo o La gata sobre el tejado de zinc, y las actrices Elizabeth Taylor y Marilyn Monroe. Todos ellos estaban relacionados de alguna manera con Truman Capote, que parecía estar metido en todos los saraos del momento.

Para acabar, complementan el libro una serie de perfiles escritos por Capote para el libro de fotografías de Richard Avedon Observation, en el que repasa las instantáneas de personajes cumbre de las artes como John Huston (el guionista que se puso a dirigir para evitar que destrozaran sus películas), Charles Chaplin (único dueño de su negocio), Pablo Picasso (el ganador), Coco Chanel (hija de un herrero vasco, visionaria de la moda), Humphrey Bogart (a quien juzga por sus palabras), Somerset W. Maugham (a quien le gusta escribir, no hablar) e Isak Dinesen (aventurera y autora de Memorias de África), entre otros. Una verdadera lástima no contar con los retratos fotográficos a los que se les hace continuas referencias. En momentos como este doy gracias a la existencia de Internet.

comentario

truman_Capote_AvedonMe lo he pasado muy bien leyendo este libro tan finito que apenas me ha durado un par de días: el estilo de Truman Capote suele ser directo y fresco, pero también es verdad que a veces resulta algo pedante con tanta terminología francesa (tout confort, tasse de thé, recherché) o incluso del alemán (gemütlich), como si el inglés (o en la traducción el español) no tuvieran suficientes palabras para expresar lo mismo. Aun así, las imágenes que evoca para describir a algunos de sus amados personajes han conectado conmigo bastante fácilmente.

Los personajes seleccionados me han acabado interesando todos, tanto los que conocía (sobre todo los de Hollywood) como los que no (fotógrafos y escritores varios). Me ha sorprendido con anécdotas como la muerte de Tennessee Williams o cómo conoció a Louis Armstrong y he disfrutado con otras que ya conocía, como que el mismo Truman Capote es el Dill que aparece en Matar a un ruiseñor. Me gustan sus aportaciones entre paréntesis, porque yo misma las hago continuamente. Aprecio que describa a las personas a través de su prisma: leyendo sus escritos me siento como si acabara de conocer a alguien que conocía a Elizabeth Taylor, por poner un ejemplo. Anécdotas como que le encantaba leer de todo o que le intentaba endosar un gatito que se encontró por la calle porque ella ya tenía muchos, las recibo como auténticas y siento como si me las hubiera explicado alguien, más que como si las hubiera leído en un libro.

4estrellas

La única pega del recopilatorio, aparte de la falta de las fotos en la parte final, sería que el retrato de Marilyn Monroe “Una adorable criatura” ya lo tenía en el recopilatorio de Música para camaleones, de la misma editorial Anagrama y la misma colección Compactos. Al margen de esto, creo que se trata de una lectura ligera muy recomendable. Creo que seguiré con los textos de no ficción de Truman Capote, aunque vigilando más que los relatos no los tenga repetidos en otros recopilatorios.

Sonia López

Anuncios

2 comentarios en “‘Retratos’ de Truman Capote

  1. Raquel dijo:

    A Truman Capote le cogí un poco de manía durante la carrera y ver la adaptación cinematográfica sobre su vida no ayudó a que me reconciliara con él. No obstante, el libro que comentas me resulta muy atractivo. Me lo apunto como libro a tener en cuenta :)

    Me gusta

    • Sonia López dijo:

      Es un libro muy finito, pero cuando te apetezca leerlo te lo presto! A mí me impactó más leer “A sangre fría” (mejor que las dos películas que hicieron sobre él, quizá porque en el libro él no sale como personaje, precisamente). Pero tienes razón en que si fuera solo por cierto profe de Periodismo le tendría bastante tirria… XD

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s