Cómics, Europeo, Manga

‘Japón visto por 17 autores’

Este mes de agosto se cumplieron 70 años desde la tragedia de Hiroshima y 9 años desde que pisé Japón por primera vez. Me apetecía leer algo como homenaje a ese país que tanto me atrae y tenía en el cajón este recopilatorio de historias cortas dedicadas al país del sol naciente realizadas por 17 autores franceses y japoneses: Japón visto por 17 autores.

ficha-tecnica

japon17autoresJapón visto por 17 autores
Japon : le Japon vu par 17 auteurs (2005)
Traducción de Shizuka Shimoyama, Miguel Ángel Ibáñez Muñoz y Ana Millán
ISBN: 84-96427-17-X
Ponent Mon, Nouvelle Manga
254 páginas

Sinopsis: En su origen, un viaje, un intercambio entre dos culturas, francesa y japonesa, que va a cambiar bastantes cosas en cada uno de los autores que participan en la aventura: una estancia en Japón no deja indemne… El resultado son ocho relatos de autores europeos que restituyen con imaginación, humor y poesía todo el exotismo de este país inaprensible y misterioso. Como para responder a estas impresiones de dibujantes-viajeros, ocho autores del Archipiélago muestran su Japón, el de lo cotidiano, la modernidad o las leyendas. Al final de este montaje sensible de anécdotas y de historias tejidas por miradas tan diferentes, le entran a uno ganas de ir a aprehender personalmente un poco del país del Sol Naciente.

¿Por qué cada vez me resulta más difícil comunicarme con la gente? Tendré que conformarme. Quizá sea, simplemente, que no me gusta. Y si prefiero los monumentos o las rocas es porque, al menos, el reino mineral nunca me decepciona. ¿O es que aspiro de forma demasiado idealista a un género humano extremadamente civilizado?

comentario

En total tenemos 16 historias ilustradas en el libro, explicadas por 17 autores (una de las historias tiene dos autores). La iniciativa nació del editor Frédélic Boilet, que invitó a ocho autores franceses a conocer cada uno una parte diferente de Japón a cambio de que plasmaran sus impresiones en un cómic. El resto de historias son de autores japoneses.

anno_moyoco_mangaHa sido una lectura bastante irregular, como suele pasarme cuando leo obras colectivas con tanto nombre propio en la portada. Hay historias con un dibujo sorprendentemente bueno, con una calidad muy alta, sobre todo de los autores japoneses (Kan Takahama y Moyoko Anno destacan sobre el resto), pero también hay otras que parece mostrarnos el apremio y las prisas con las que deben entregar el relato dibujado, pues a medida que avanzas las páginas, algunas viñetas se convierten en bocetos. Dar prioridad a las prisas antes que a la calidad siempre me ha parecido un reflejo de lo poco que te importa en realidad tu trabajo. Estoy de acuerdo en que no siempre podemos llegar a la perfección y hay momentos en los que vale más la pena dejar lo que estés haciendo como está antes de alargarlo hasta el infinito, pero en este caso, es demasiado descarado  al ocurrir en más de un caso, creo que los editores tendrían que haber dicho “vale, os damos una semana más”.

Se nota también demasiado que algunos de los autores franceses no tienen ningún vínculo especial con Japón y su visión del país es demasiado sesgada, demasiado personal… Por poner un ejemplo, el cómic de Joann Sfar, El Tokio de Oualtérou, es todo lo contrario a un homenaje a Japón. El autor pone en boca de un amigo suyo que está casado con una japonesa (y por tanto supuestamente conoce bien el país por dentro) toda una serie de clichés negativos sobre los japoneses y expone como algo negativo igualmente algunas de sus cualidades. Hablamos de un personaje que no se esfuerza por aprender el idioma japonés para comunicarse con su esposa. Contando con un matiz irónico bastante patente, creo que la historia no refleja ni Japón, ni Tokio, ni a sus habitantes.

aurita_aureliaSin embargo, guardaré muy buen recuerdo de determinadas historias: Sapporo Fiction de Étienne Davodeu, en la que un anciano se encuentra a un dibujante francés y le explica que va a visitar a su hermano gemelo; Kankichi, de Taiyo Matsumoto, que enseña el Japón de leyenda más tradicional; Los nuevos dioses, de Nicolas de Crécy, que presenta imágenes de Japón a la vez que su manager lo acompaña con no muy buenas intenciones, y ¡Ahora me puedo morir! de Aurélia Aurita, que resume muy inteligentemente un viaje, un sentimiento y una vida entera. También cabe destacar  la presencia de un gran maestro del manga como es Jiro Taniguchi en el recopilatorio, con la historia Cielo de verano, un relato sobre amores del verano.

De todos modos, si he de destacar uno de los relatos, me quedo con La ciudad de los árboles del autor francés Fabrice Neaud, el más sincero y personal de todo el recopilatorio que además se ajusta a la perfección al encargo de narrar su experiencia en Japón. En su caso, explica lo que siente y lo que le sucede en Sendai en una especie de diario de viaje ilustrado en el que recuerda también su anterior viaje al país. De esta historia es de la que he elegido la cita de antes.

3estrellas

En global, no considero la obra como la más adecuada para acercarse al país o conocerlo bien sin haber estado antes, sino como un anecdotario más. El resto de historias que no he destacado me han dejado bastante indiferente. Aun así conservaré con cariño este libro, pues fue un regalo de cumpleaños y, aunque su lectura no me haya marcado mucho, sí valoro la intención.

Sonia López

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s