‘Superro’ de David Ramírez

Humor gamberro y parodia de las historias de superhéroes, enmarcada en los tópicos de Barcelona y con gags muy locos. Así es el segundo volumen de la colección de cómics que Movistar editó en 2009: Superro de David Ramírez.

– ¡¿Cuando la cago sí que recordáis mi nombre, malditos?!

SUPERRO-portadaSuperro (“súper” + “perro”, se entiende, ¿verdad?) es un súperhéroe de Barcelona que se dedica a hacer frente al mal con sus poderes caninos. El archienemigo de Superro es el Chef Caníbal, quien, como su nombre indica, tiene la manía de comerse a seres humanos de verdad. Esta historia comienza cuando el Chef Caníbal secuestra a los jugadores del FC Barcelona para hacer un suculento manjar con ellos. ¿Conseguirá Superro hacerle frente y mantener en el anonimato su verdadera identidad, la del ciego Paco Pigall?

De los personajes de la historia me llaman especialmente la atención Pel-lo, el perro lazarillo con acento chino de Paco Pigall, porque hasta que explican su historia es de lo más desconcertante… y Cata Bella, una diva de la ópera que interpreta versiones de obras clásicas sólo para perros y de la que Paco Pigall está enamoradísimo.

No contaré mucho más para no desvelar nada, pues el factor sopresa es lo que más destacaría de este cómic y hace poco se ha reeditado por Fandogamia, por lo que lo podéis encontrar en las librerías. La historia es simplona y el humor es bastante irreverente, pero para mí leer a David Ramírez es transportarme a la época en la que iba al instituto y leía con las amigas sus parodias de series como Dragon Ball, Sailor Moon o Ranma 1/2 y las risas se oían desde lejos, muy muy lejos.

david_ramirezLa carrera de David Ramírez en esto del cómic comenzó cuando ganó el primer premio del Salón del Manga en 1995 con su historia “Mi pequeño Tomoka”. A partir de entonces empezó a dibujar para la revista Kame con las parodias “Niñotaku” y “eSeDé”. Después, colaboró en varias series como Dragon Fall, Fanhunter… y acabó dibujando MiniMonsters para la revista infantil Dibus. Para conocer más sobre sus inicios recomiendo que os hagáis con DR Files. Para conocer lo que hace ahora, podéis visitar su Instagram, donde lleva una historia interactiva con sus seguidores a la que se le está yendo mucho la olla… pero mucho… (es lo que yo llamo una cerdada).

Si la carrera de David Ramírez y yo nos hemos ido distanciando con los años, podemos concluir que Superro se encuentra a medio camino; entre los chistes que rozan el límite del mal gusto hay algunos guiños divertidos a nuestra cultura popular, y en esas viñetas es donde recuerdo al David Ramírez de la revista Kame, que a lo mejor era un explotado, pero nos reíamos tanto con él…

Sonia López

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s