Desafíos y listas, Top Ten Tuesday

Diez libros que ensalzan la diversidad

TopTenTuesday

Esta semana hablamos de diversidad en toda la amplitud de la palabra (Ten Books That Celebrate Diversity). Recogeré en este ranking sólo algunos de los libros que tienen personajes diferentes por muy variados motivos (estrato social, religión, discapacidades intelectuales o físicas, sexualidad…). Como ya sabéis esta entrada toma el tema sugerido semanalmente por The Brooke and the Bookish y espero que os descubra nuevas lecturas y personajes.

ttt2_1
1. El mundo en el que vivo, de Helen Keller

Todo un ejemplo de superación. Helen Keller se quedó sorda y ciega con diecinueve meses por una fiebre desconocida y hasta que sus padres no encontraron a la educadora especial Anne Sullivan, vivía completamente incomunicada con el mundo. La historia de cómo Anne le enseñó que no estaba sola es bonita: un día dejó caer sobre la mano de Helen un chorro de agua y luego deletreó varias veces la palabra “water” con el lenguaje de signos para ciegos. De esta manera comenzó a comunicarse y llegó a escribir varios libros consiguiendo el reconocimiento mundial (se pueden ver fotos de ella con Mark Twain, Graham Bell, Charles Chaplin…). Llegó incluso a hablar fijándose en la vibración de los labios. En El mundo en el que vivo ella misma describe cómo percibe todo aquello que la rodea, cómo de afortunada se siente por poder explicar su historia y cuán agradecida le está a su cuidadora Anne Sullivan por haberle sacado de las tinieblas. En YouTube hay varios vídeos en los que se la puede escuchar hablar y a mí al menos me parece increíble lo que ha conseguido.

2. Si tú me dices ven, lo dejo todo… pero dime ven, de Albert Espinosa

En este caso es el protagonista de una novela ficticia, Dani, quien tiene una característica especial que no desvelaré, porque casi lo único que recuerdo del libro fue la sorpresa al enterarme de ella… Es algo que Dani vive como una limitación, algo de lo que no se enorgullece y durante la novela deberá aprender a superar sus propios miedos. A veces mezclo las historias de Espinosa, porque entre esos títulos tan largos que apenas quieren decir nada (¿eh, Tomás?) y esas ideas filosóficas transmitidas por alguien sabio que se cruza con el protagonista… al final se acaban trenzando en mi cabeza. Mientras lo leo lo paso bien, pero luego se emborrona todo… No sé si es bueno o es malo.

3. It, de Stephen King

En realidad no es que la novela vaya de personajes muy especiales o diversos, pero hay un momento en concreto, hacia la mitad de la novela (y la novela tiene más de 1.000 páginas) en la que descubres que uno de los personajes no es como realmente te lo imaginabas. Fue un shock de los buenos, de los que te amplían miras y te hacen ver que detrás de tu pequeño mundo hay otro mucho más grande; que todos tenemos una visión y una forma de pensar parciales. Es casi lo que más me gustó de la novela… (Aunque en realidad, al principio pensé que era una tomadura de pelo del autor, y fui buscando atrás página tras página para ver si me había saltado algo…).

ttt2_2

4. El clan del oso cavernario, de Jean M. Auel

Aunque el libro esté ubicado en el Paleolítico, me parece un buen ejemplo para hablar de la diversidad y la aceptación de aquellos que son diferentes a nosotros, sea la raza que sea y con las creencias que tengan (en este caso no hablamos simplemente de raza, sino de especies diferentes, ya que una niña Cromañón es adoptada por unos nearthentales y tendrá que habituarse a su forma de hacer las cosas, que no le resultan nada natural, como es evidente). Si hubiera existido Ayla, la protagonista, también habría podido presumir de ser la primera feminista de la historia.

5. La vida de Pi, de Yann Martel

No es un libro que me entusiasmara mientras lo leía (¡es que yo pensaba que era de risa!), pero la verdad es que te deja huella. Además de la trama principal, que supongo que todos más o menos conocéis, me llamó poderosamente la atención que Pi, el chico protagonista, tuviera tanto apego y curiosidad por religiones tan diferentes entre ellas. En general me gusta la idea de poder creer en religiones diferentes (como en Japón, donde la mayoría es sintoísta al nacer, cristiano al casarse y budista al morir) con lo que fue una sorpresa agradable descubrir este aspecto del protagonista de esta historia.

6. La perla, de John Steinbeck

Incluyo esta pequeña “joya” en el listado porque nadie mejor que Steinbeck para hablar de las diferencias sociales, y las que hay entre la familia de Kino y el “hombre blanco” son abismales. Tanto, que pone todas sus esperanzas en la Gran Perla, gracias a la cual podrá ofrecer formación, protección y trabajo a su descendencia. La honradez y la humildad como valores entre los que menos tienen y la avaricia y egoísmo de los que lo tienen todo puede parecer un tópico muy obvio, pero la lectura de esta historia llegó a emocionarme.

ttt2_3

7. Huérfanos de Brooklyn, de Jonathan Lethem

El protagonista de esta historia es el detective Lionel Essrog, que tiene un síndrome de Tourette de los malos, de los que te obliga a estar diciendo todo el rato palabrotas, mezclado con toda clase de tics y trastornos obsesivos compulsivos. Tengo un buen recuerdo de la novela, con sus toques divertidos y misterios por resolver, pero casi ni me acuerdo de la trama en sí, pues lo cogí de la biblioteca hace bastantes años, cuando se decía que Edward Norton llevaría su historia al cine.

8. El curioso incidente del perro a medianoche, de Mark Haddon

Hablando de protagonistas diferentes, tenemos a Christopher, el niño autista que investiga el asesinato del perro de su vecino y nos lo explica desde su forma de ver las cosas. Puede ser muy complejo meterse en la mente de alguien con autismo, entre otras muchas cosas, porque hay muchos tipos de diferentes de esta enfermedad. Los que más aparecen en películas (Rain Man) y series (Sheldon Cooper) son aquellos que van asociados a un alto nivel de concentración e inteligencia, pero es una enfermedad que normalmente coincide con un bajo cociente intelectual (algo que no me parece medible, pero bueno…). Christopher sería de los primeros, de los extremadamente inteligentes. Es curioso porque el libro me llamó tanto la atención en su momento que me lo compré en inglés y todo… pero ahí está, pendiente de acabar como tantos otros en inglés que tengo.

9. Los renglones torcidos de Dios, de Torcuato Luca de Tena

Para hablar de enfermedades mentales y de cómo se trataban en los manicomios (ahora hospitales psiquiátricos) a las personas que las padecen no se me ocurre una mejor novela que Los renglones torcidos de Dios. Cada personaje merece la pena. Creo que siempre que hago algún post recopilando novelas, aparece ésta, así que no os molestaré más con el spam para que la leáis.

10. Música para camaleones, de Truman Capote

Para acabar con el Top Ten de esta semana recurro a la recopilación de relatos y artículos de Truman Capote que se editó bajo el título de una de las historias, Música para camaleones. En ella no sólo trata el tema de su homosexualidad, sino que retrata en sus entrevistas personalidades de lo más variopintas: desde divas de la música y el cine como Marilyn Monroe, a su señora de la limpieza. El contraste entre su infancia en el Mississipi, y el vasto mundo que llegó a ver como escritor más tarde también me hace ver el libro como un homenaje a la diversidad.

Y hasta aquí el segundo Top Ten del blog. Espero que os resulte interesante y si os animáis a seguir esto de las listas, el tema que toca la próxima semana es el de “Diez personajes frikis de los libros”, un tema bastante goloso al que ya empiezo a darle vueltas. ;)

Sonia López

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s