Novelas, Reseñas

‘Un mundo feliz’ de Aldous Huxley

Acabo de leer por primera vez Un mundo feliz de Aldous Huxley. No sé por qué cuando voy a leer un libro de ciencia ficción o ambientado en un futuro muy muy lejano en el que se habla de una nueva organización social, pienso que va a tratarse de una lectura ardua y compleja. Sin embargo, las veces que lo he hecho no he tenido para nada esta sensación y con Un mundo feliz me ha ocurrido lo mismo.

-Arte, ciencia… Creo que han pagado ustedes un precio muy elevado por su felicidad -dijo el salvaje, cuando se quedaron solos-. ¿Algo más, acaso?
-Pues… la religión, desde luego -contestó el interventor-.

UnMundoFeliz¿De qué va?- En un futuro con una sociedad dividida en castas, no existe el dolor ni la enfermedad. Cada persona está condicionada desde su niñez a lo que debe ser en el futuro, lo que sentirá y lo que consumirá. En ese futuro en el que no existe la individualidad, donde las personas son procreadas in vitro y programadas mentalmente mediante la hipnopedia para ser parte de un todo, no existe la infelicidad. Todos son lo que aspiran a ser. No hay desengaños, porque se evitan los sentimientos fuertes. A la menor preocupación, los seres humanos pueden consumir soma, una droga que les hace olvidar todos los problemas sin efectos secundarios para su salud. Pero fuera de esta sociedad hay tribus que no responden a estas jerarquías ni normas y que mantienen tradiciones ancestrales. ¿Qué ocurrirá si uno de estos “salvajes” se introduce en este mundo nuevo y feliz?

¿Cómo llegué a este libro?- Tengo la edición que El País vendió a 2,95 euros en el año 2003. Compré varios libros de esta colección, pero en el caso de Un mundo feliz fue por la recomendación de algún profesor de la universidad en algún momento de la carrera de Periodismo. El objetivo de la recomendación, supongo, era hacer pensar, reflexionar, sobre la sociedad pasada, actual y futura, y aunque la descripción inicial de este insólito contexto se hace un poco larga, a medida que se avanza en el libro vas queriendo saber más, queriendo resolver nuevas dudas generadas por la lectura. Por suerte, el libro dispone de muchas respuestas y una introducción de Aldous Huxley a la reedición del libro de 1958 (nueva versión en la que no tocó ni una coma de la original, de 1932). En ella se justifica indicando que no cree en realidad que el mundo del futuro acabe dividido en sólo dos tipos de sociedades (civilizados sin libertad, salvajes sin civilización), admitiendo matices.

Aldous_Huxley¿Quién es el autor?- Aldous Huxley, para mí, era un escritor de ciencia ficción conocido principalmente por Un mundo feliz y La isla (que por lo visto no tiene nada que ver con la película que protagonizaron Ewan McGregor y Scarlett Johansson), pero tuvo una vida muy intensa. A los 16 años, después de estudiar en una de las más prestigiosas escuelas de Inglaterra, sufrió una grave enfermedad en las córneas que lo dejó ciego 18 meses, cuando aprendió a leer en Braille y a tocar el piano. Gracias a nuevas teorías de la reeducación visual recuperó notablemente la vista y se graduó en literatura inglesa, abandonando la idea de dedicarse a la medicina por esos problemas de visión. Se dedicó a la docencia, escribió poesía y junto con su esposa se fue a vivir a Florencia una temporada, antes de comprarse un Citroën, recorrer Europa y después prácticamente dar la vuelta al mundo, experiencia que recogería en varios libros. Cinco años después de escribir su gran obra Un mundo feliz, se mudó con su familia a Hollywood, donde elaboró guiones de películas como Más fuerte que el orgullo (adaptación de Orgullo y prejuicio) y Alma rebelde (adaptación de Jane Eyre)… No me lo imaginaba para nada escribiendo o adaptando este tipo de historias… En su faceta literaria, el escepticismo fue derivando al misticismo, escribió numerosos ensayos, y murió el mismo día que J.F. Kennedy, el 22 de noviembre de 1963.

¿Quién sale?- Una de las muchas peculiaridades del libro es que los personajes de Un mundo feliz tienen nombres compuestos por nombres y apellidos de líderes mundiales y personalidades relevantes de la cultura y el pensamiento. De los principales, conocemos primero a Lenina Crowne (de Vladimir Lenin y John Crowne), una joven beta algo enamoradiza para los tiempos que corren con la que conocemos el rito de apareamiento habitual de ese nuevo mundo, pues aunque los niños nazcan de probetas (evitando así toda relación familiar, fuente de frustración en muchos casos), sí que practican el sexo sin demasiados tapujos. La chica parece sentirse algo interesada por Bernard Marx (de Bernard Shaw y Karl Marx), un alfa experto en la hipnopedia, ese método que utilizan para repetir por las noches a los niños una y otra vez lo que deben pensar en el futuro. El conocimiento supone un riesgo, y es que sabiendo cómo funciona eso, y que Bernard es diferente físicamente al resto de alfas (se rumorea que mientras aún estaba embotellado alguien puso alcohol en su ración de sucedáneo de la sangre, como si fuera un gamma…)  no acaba de adaptarse a una sociedad que aborrece el individualismo y la soledad que tanto lo caracterizan. En unas vacaciones, Bernard y Lenina van a una reserva de salvajes de Nuevo México en la que casualmente se encuentran con Linda, una mujer beta que se ve atrapada en esa sociedad durante unas vacaciones como las de nuestros protagonistas con el agravante de estar embarazada, algo impensable para ninguna mujer en esos momentos. El fruto de su vientre, eso que les suena tan mal a los “civilizados”, es John, maltratado por sus compañeros por ser diferente y que se refugia en la lectura de Shakespeare para huir de sus críticas.

¿Algo a destacar?- Antes de saber que Aldoux Huxley fuera guionista, pensé que se le daría bien por ese fragmento en el que alterna diferentes situaciones en un mismo capítulo, cada vez con cortes más rápidos, como si se tratara de un montaje en paralelo que acaba con un ritmo trepidante. Como he dicho antes, cuando leo clásicos de ciencia ficción me sorprende muchas veces lo rápido que se leen, los diálogos tan interesantes que aparecen. En este libro en concreto, me he quedado prendada de la conversación final entre el interventor y el salvaje, capítulos 16 y 17, sobre la felicidad, el arte, la ciencia, la religión, la filosofía, la política… Sobre todo en estos tiempos que corren en los que un cambio social parece inminente, creo que necesitaba leer algo así.

¿En conclusión?- Al acabar el libro, me ha interesado bastante más ese diálogo entre el interventor y el salvaje que lo que le hayan podido suceder a los otros protagonistas, aunque también es cierto que he tenido una sensación ajena de abandono de alguno de ellos… Había historias que prometían (Lenina y el salvaje, Bernard como héroe…) pero es como si fueran distracciones, como si al final el autor se centrara en lo realmente importante, como si de repente se hubiera dado cuenta de que el mensaje podría no llegar a algunos si daba una vuelta más de tuerca al argumento… Ese momento, ese sencillo diálogo de alguien que lo conoce todo, el interventor que responde una a una y sin vacilaciones a las preguntas de alguien recién llegado a esa sociedad, alguien como nosotros que no entiende muchas de las cosas que suceden allí…, ese momento es con lo que me quedo del libro. Y sin duda, lo volveré a leer en un futuro, porque sabiendo qué ocurre después, conociendo a los personajes más, sabiendo quién juega un papel más relevante que los demás… seguro que el principio me atrapará más en esa segunda lectura.

Sonia López

Enlaces de interés:

Huxley.net

Anuncios

1 thought on “‘Un mundo feliz’ de Aldous Huxley”

  1. Al haberlo leído hace unos cuantos años ya apenas me acuerdo de los detalles, pero sigue estando entre mis libros favoritos. Me alegra ver una buena reseña porque la mayoría de las que he ido leyendo a lo largo de estos años no lo habían dejado muy bien (quizá porque se empeñan en compararlo con 1984 de Orwell).

    No sabía que había sido guionista y tampoco me lo imaginada en adaptaciones de ese estilo :)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s