No ficción, Reseñas

‘Dios hizo el mundo en siete días… y se nota’ de Luis Piedrahita

Me quedan 4 lecturas para finalizar el Reading Bingo con lo que tengo bastantes lecturas pendientes de comentar por aquí… Con el final del Máster a la vuelta de la esquina apenas he tenido tiempo de actualizar el blog. Así que haré breves entradas para comentar estas últimas lecturas, pues no me gustaría finalizar el año con comentarios pendientes. Aquí va el primero de ellos, el libro con un número en el título: Dios hizo el mundo en siete días… y se nota de Luis Piedrahita.

Aunque hemos avanzado mucho, hoy en día nos queda una asignatura pendiente con las puertas, el cartel de “tirar” o “empujar”. Aquí hay un gran misterio. ¿Por qué, ponga lo que ponga, hacemos lo contrario?

dios-hizo-el-mundo¿De qué va? – Dios hizo el mundo en siete días… y se nota es una recopilación de monólogos del mago y humorista Luis Piedrahita. El subtítulo ya lo dice todo: “Monólogos del rey de las cosas pequeñas”. Y es que la gran mayoría de los monólogos están dedicados a aquellos objetos, comidas, partes del cuerpo, cacharros tecnológicos y complementos a los que normalmente no hacemos ni el menor caso.

¿Cómo llegué a este libro? – Fue un regalo inesperado y quizás ha estado demasiado tiempo en el fondo del armario esperando su turno para ser leído, pero aunque han pasado los años y el libro se queda anticuado en algunos aspectos, las risas están aseguradas.

¿Quién es el autor? – Luis Piedrahita es autor de cuatro libros de monólogos Un cacahuete flotando en un piscina… ¿sigue siendo un fruto seco?, ¿Cada cuánto hay que echar a lavar un pijama?, Dios hizo el mundo en siete días… y se nota y ¿Por qué los mayores construyen los columpios siempre encima de un charco? y también se ha iniciado en la literatura infantil con Diario de una pulga. Aun así, es más conocido por sus trabajos en televisión como monologuista en “El club de la comedia” y sus colaboraciones en “El hormiguero”, programas donde participa como guionista como también lo hizo en “Cruz y raya” y “Nada por aquí”.

¿En conclusión?  Muy divertido, de los que te hacen reír en voz alta. Es tan característico Luis Piedrahita que puedes leer los monólogos directamente como si te estuviera hablando con esa vocecilla de pito y acento gallego. En general me gustan esos momentos en los que conecta contigo cuando explica algo que aunque parezca extrañísimo a ti también te ha pasado. Además, los capítulos son tan cortos que se leen en un suspiro, ideal para leer en trayectos cortos.

Sonia López

Enlaces de interés:

Luis Piedrahita (blog)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s