‘Música para camaleones’ de Truman Capote

Cuando estudié Periodismo conocí al verdadero Truman Capote. Me costó superar la barrera que lo identificaba como el malvado multimillonario que reúne a los detectives más famosos del mundo en la descabellada comedia Un cadáver a los postres o como el autor de la historia de Desayuno con diamantes, pero lo conseguí gracias a su magnífica A sangre fría y fue entonces cuando descubrí el “nuevo periodismo”. Por eso, para la casilla “Un libro de historias cortas” del Reading Bingo 2014 me he centrado en su compendio de relatos y entrevistas Música para camaleones.

Un poco chiflada. Sí, un poco chiflada, pensaba yo al andar bajo el cielo gris en dirección a la carretera que ella me había indicado. Pero radiante: una luz en la ventana.

musica_para_camaleones¿De qué va? – Música para camaleones reúne seis relatos, una novela corta y seis entrevistas a personajes famosos y anónimos. Entre los relatos, destacan aquellas historias en las que él es el protagonista. De las entrevistas hay joyas como la que escribe de Marilyn Monroe, que más que una entrevista es un cuento protagonizado por ella. Pero sin duda alguna, lo que más me ha gustado e inquietado a la vez, recordándome a su gran novela A sangre fría, es la novela Ataúdes tallados a mano, aunque prefiero el título Ataúdes de artesanía de la traducción de la colección de El Periódico, que también incluye el relato Huida (en Anagrama, Intrepidez). En Ataúdes de artesanía Truman Capote acude a la llamada del policía Jake Pepper, obsesionado con poder acusar formalmente a un sospechoso de unos asesinatos en su pueblo. Una lucha del bien contra el mal de la que Truman Capote es testigo directo y participante en la historia. Jugar al ajedrez contra el presunto asesino de varias personas es algo que solo a este escritor se le podía ocurrir.

¿Cómo llegué a este libro? – Como he comentado, conocer la obra de Truman Capote fue una de las cosas que mejor recuerdo me trae de la licenciatura de Periodismo. Lo cierto es que tenía muy buen recuerdo del autor por A sangre fría, pero la historia de Desayuno con diamantes me atraía tan poco que no me atreví a leer sus relatos cortos. Encontré hace no mucho este recopilatorio de historias cortas y entrevistas y pensé que había llegado el momento de darle una oportunidad. Pero no fue hasta que me reencontré con una colección bastante vieja de libros que tenía en casa de mis padres, cuando comencé a leer Ataúdes de artesanía. Al descubrir que esta novela corta se encontraba también en Música para camaleones, continué con otras historias de Capote hasta acabar con su autoentrevista, entre magistral y perturbadora.

TrumanCapote1959¿Quién es el autor? – Truman Capote, nació en Nueva Orleans en 1924 en un entorno en el que se vio marcadamente reprimido y aislado. Decidió lanzar toda su frustración a la escritura y a los 17 años consiguió su primer empleo en la revista The New Yorker. Con 21 años empezó a a publicar relatos de ficción, siendo premiado y aplaudido por la crítica, que lo bautizó como el nuevo Edgar Allan Poe. Dos años después publicó su primera novela Otras voces, otros ámbitos, donde habló abiertamente de la homosexualidad, y como he comentado antes, con A sangre fría en 1966 fundó el nuevo periodismo de Estados Unidos, corriente a la que también se adscribe Tom Wolfe. Murió en 1984 antes de cumplir los 60 años por una insuficiencia hepática.

¿Qué tal los personajes? – Más que personajes, lo que aparecen en los relatos de Capote son personas, al menos en este recopilatorio en el que se mezclan ficción y realidad. Si tuviera que elegir unos protagonistas, sin duda él mismo sería la estrella, y le seguirían el policía atormentado de Ataúdes de artesanía; su asistenta Mary Sánchez, a la que acompaña durante una jornada de trabajo; la criatura adorable Marilyn Monroe, y Pearl Bailey, otra heroína en una de sus llamadas entrevistas.

¿Algo a destacar sobre el estilo? – Todo. Truman Capote vivía obsesionado por la forma, por encontrar su propia voz en los relatos que escribía. Era perfeccionista y para él la estructura y el estilo lo eran todo. Con Ataúdes de artesanía me he encontrado una versión mejorada de A sangre fría, pues mientras en su obra magna se mantiene al margen siempre, en la novela corta está absolutamente presente, llegando a representar fragmentos de su diario para explicar la historia. Este estilo en el que se expone él mismo como narrador y como “personaje” es el nexo común de este recopilatorio.

¿En conclusión? – Truman Capote se definía como alcohólico, drogadicto, homosexual y genio. Si no mentía en las tres primeras cosas es de suponer que tampoco lo hacía en la cuarta. Evidentemente mantener el nivel en todos los relatos es complicado, pero escribir haciendo que algo parezca natural tras ser minuciosamente estudiado tiene mérito. Y su genialidad sigue sorprendiendo hoy día, pues hace poco que se han publicado en Estados Unidos una serie de relatos de su juventud recientemente encontrados.

Sonia López

Enlaces de interés:

Música para camaleones (Anagrama)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s