Cómics, Manga

‘Bakuman’ de Takeshi Obata y Tsugumi Ohba

Hacía mucho que no disfrutaba tanto con un manga como con Bakuman. A medida que iba acabando tomos quería saber más sobre estos autores noveles que iban escalando posiciones en el ranking de la Jump, quería saber más sobre cómo se eligen las series más populares, qué ingredientes tienen los mangas de más éxito, cómo es el lector medio de la revista en Japón, cómo viven (o no viven) los autores de manga y los editores de la revista… y me daba igual que no fuera del todo cierto, como indican en los tomos extra. Para mí lo ha sido.

– Ahora que lo pienso, el tío Nobuhiro tenía tres condiciones propias.
– ¿Ah, sí? ¿Cuáles son?
– Las tres grandes condiciones que debe cumplir cualquier mangaka que no sea un genio. Primera: ser engreído. Creer que eres mejor que los demás.
– Ah, sí, esta ya la cumplimos. Pero yo no diría que somos engreídos, sino que tenemos talento.
– Eso es ser engreído, tío.

¿De qué va? – Esta es una de las primeras conversaciones que tienen Moritaka ‘Saiko’ Mashiro y Akito ‘Shujin’ Takagi, los protagonistas de Bakuman, cuando se deciden a formar tándem para tener éxito como mangakas (autores de manga). A ambos les encantan las series de la Jump y su sueño es publicar en sus páginas. Takagi tiene un plan para conseguirlo, pero como guionista, necesitará convencer a Mashiro para que dibuje sus obras. Mashiro no está muy por la labor, porque su tío Nobuhiro Mashiro fue un mangaka de un solo éxito y acabó muriendo sin conseguir repetir la proeza. Por suerte para Takagi, Mashiro está enamorado de una chica de su clase, Miho Azuki, que quiere ser actriz de doblaje. Gracias a la intervención de Takagi, Mashiro y Azuki acaban hablando y en una brevísima conversación, él le acaba prometiendo que será un autor de éxito y que ella será la actriz que doble su adaptación al anime. Y cuando esto ocurra, se casarán. Lo que Mashiro no sabe todavía es que está repitiendo la historia de amor de su tío Nobuhiro con la madre de Azuki. ¿Repetirán también sus mismos errores?

¿Cómo llegué a este cómic? – Hace no mucho me propuse no comenzar una serie manga hasta que no hubiera sacado ya su último número, al menos en Japón. Después de la experiencia de coleccionar Bleach, donde me planté en el número 50 gracias al fin de una de las sagas, y seguir coleccionando Detective Conan, creo que no me puedo permitir coleccionar más series infinitas. A Bakuman le había echado el ojo cuando empezó a publicarse en España en un Salón del Manga, pero formaba parte de ese grupo de títulos que aparecen definidos como “serie abierta”, así que lo dejé a un lado. Hace poco, vi el anime de Death Note, justo cuando empezó la reedición de Norma Editorial en su edición definitiva y descubrí que era de los mismos autores que Bakuman. Eso, más el hecho de haber finalizado la serie no sólo en Japón sino también en España, hizo que empezara la colección con un pack de los 3 primeros tomos, pensando en ir completando la serie mes a mes… Sin embargo, al final, en 2 o 3 meses ya me he acabado comprando y leyendo los 20 tomos que forman la serie…

tobata¿Quiénes son los autores? – Como los protagonistas, los autores de Bakuman son un dúo creativo formado por el dibujante Takeshi Obata y el/la guionista Tsugumi Ohba. Ambos son los artífices del reconocido internacionalmente Death Note, un referente de las obras atípicas publicadas en la revista para adolescentes Weekly Shonen Jump, donde también acaban publicando los personajes del manga que comento hoy con el mismo género. De Takeshi Obata podemos decir que es un dibujante muy minucioso, que ha ido mejorando con el tiempo y que no tiene un estilo manga tradicional, con ojos inmensos, sino que podríamos decir que dibuja manga “realista”. Además de Bakuman y Death Note ha dibujado obras con otros guionistas, pero nunca con el éxito conseguido con estas series. De hecho, a España no han llegado más hasta ahora, aunque Norma Editorial ya ha anunciado para junio su próxima obra con otro guionista (¿o pseudónimo?), una adaptación de la novela All you need is… kill. Conviene destacar, eso sí, que ha sido el mentor de, entre otros, Nobuhiro Watsuki, creador de Rurouni Kenshin. Por otro lado, Tsugumi Ohba no es más que un pseudónimo que mantiene en el anonimato a una de las cabezas que idea argumentos de mangas de forma espectacular. Hay muchas teorías sobre su identidad real, porque hay otros pseudónimos que pudieran tratarse de él o ella mismo/a. Lo único que se sabe por lo que indica en los tomos extra es que tiene un comportamiento parecido al personaje L de Death Note.

¿Qué tal los personajes? – A los personajes protagonistas, los compañeros de instituto que persiguen su sueño juntos dándose animos unos a otros, acabas teniéndoles mucho cariño. Crecemos con ellos, salimos del instituto para ir a la universidad y dedicarse paralelamente a la creación de manga. Compartimos sus éxitos y sus fracasos y los acompañamos en momentos decisivos de sus vidas. Pero es que además de encariñarnos con Mashiro, Takagi, Azuki y Miyoshi, la novia de Takagi, también aparecen otros personajes que nos roban el corazón. Como Eiji Niizuma, un autor que consigue ser el número 1 más joven de la Jump y que es capaz de llevar dos series a la vez mientras dibuja otras series que nunca serán publicadas. O Kazuya Hiramaru, un oficinista que deja su trabajo para conseguir dinero “fácil” haciendo mangas sin saber lo duro que será la profesión para él, huyendo siempre que puede de su editor. O Aiko Iwase, la eterna rival de Takagi en el instituto que lo persigue para ser también guionista y superarle como tal con sus propias historias. Y los editores, entre los que destaca Akira Hattori, mentor de los protagonistas, la mayoría de los cuales están basados en personas reales. En definitiva, a lo largo de los 20 tomos van sucediéndose subtramas para cada uno de estos personajes que te hace recordarlos con ternura y risas, según el caso.

¿Algo a destacar sobre el estilo? – Aunque la historia no tenga nada que ver con Death Note (más oscura, más rebuscada), sí que estamos delante de una obra de manga densa, en el sentido de que la proporción de texto por página supera lo habitual en este tipo de cómics japoneses dirigidos a adolescentes. El dibujo, de tendencia realista y detallada, es de lo más cuidado y el guion no tiene fisuras y cuando una situación parece que se les vaya a escapar de las manos, lo reconducen hasta una nueva situación de normalidad. En particular, me encanta cómo consiguen transmitir espectacularidad al hecho de dibujar manga.

¿En conclusión? – Como he dicho al principio he acabado encantada con la lectura de este manga, hasta el hecho de llegar a pensar que no necesito más, como si ya hubiera accedido al nirvana, como si ya ningún otro manga me fuera a sorprender. Bueno, quizá sea algo exagerado… pero sin duda, es una obra de obligada lectura para los amantes del manga, aficionados o profesionales del cómic y para cualquiera que tenga claro su sueño y quiera verse motivado para perseguirlo.

Sonia López

Enlaces de interés:

Bakuman Official Site

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s