‘El libro de las ilusiones’ de Paul Auster

Cine y literatura me apasionan. Y hay libros que son como películas, por lo que me encantan todavía más. Es por eso que hoy quiero recomendaros El libro de las ilusiones, de Paul Auster.

Si un árbol cae en el bosque y nadie lo oye, ¿ha hecho ruido o no? Hector había leído mucho para entonces, y conocía todas las tretas y argumentos de los filósofos. Si alguien hace una película y nadie la ve, ¿existe esa película o no? Así es como justificó lo que hizo. Haría películas que nunca se proyectarían al público, haría cine por el puro placer de hacer cine.

¿De qué va? – Después de perder a su mujer y a sus hijos en un accidente de avión, el profesor de Vermont David Zimmer pasa sus horas sumergido en el dolor de la pérdida sin hacer nada de provecho. Deja el trabajo, usa la herencia para pasar el rato… Hasta que un día, viendo un documental de la televisión, descubre un actor de comedia del cine mudo que le recuerda que sigue teniendo la capacidad de reír: Hector Mann. El profesor se obsesionará tanto con el intérprete y cineasta que recorrerá todo el mundo para ver su obra y averiguarlo todo sobre este hombre que cuando llegó el cine sonoro, desapareció literalmente del planeta… Zimmer publica un libro sobre él, y resulta que su mujer lo invita a su casa. ¿Es posible que Hector Mann siga vivo?

¿Cómo llegué a este libro? – Siempre había querido leer algo de Paul Auster, muy recomendado por varios amigos. Por otro lado, el reciente estreno de The Artist me había vuelto sensible hacia la historia temprana de Hollywood, que siempre había llamado mi atención también. Es por eso por lo que me decidí a escoger este libro entre los muchos de Auster en las librerías. Supongo que repetiré con otro título, pero más adelante, porque tengo bastantes lecturas pendientes todavía…

PaulAuster¿Quién es el autor? – Paul Auster es uno de los escritores más reconocidos del panorama actual norteamericano. Vinculado al mundo del cine como guionista y director, conoce el tema de cerca. Es quizá por ese conocimiento del medio por lo que la novela parece un film, por lo que explica tan detalladamente la historia de Hector Mann, que parece que esté hablando de un actor real. Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 2006, Caballero de la Orden de las Artes y las Letras en 1992, su primera obra relevante la encontramos en 1986, en La trilogía de Nueva York, que lo lanzó a la fama internacional. El palacio de la Luna, Leviatán, Brooklyn Follies o Viajes por el scriptorium son algunas de sus obras más conocidas. Tiene algunos temas recurrentes que reaparecen en El libro de las ilusiones: el viaje interior del protagonista, escritor muchas veces, y los espejismos e ilusiones, como marca el título, las historias que parecen coger de una mano la realidad y de otra la imaginación.

¿Qué tal los personajes? – Se puede decir que los protagonistas indudables del libro son Zimmer y Mann, biógrafo y actor. El primero es un personaje reflexivo, profesor y escritor, con una tragedia en su mochila, vuelve a enfrentarse a la vida después de caer en una espiral autodestructiva. Mann, a su manera, provoca también una desgracia y también tiene que aprender a vivir con ello, pero sus formas de enfrentarse a la adversidad podríamos considerarlas opuestas: Mann es más un hombre de acción. También hay personajes femeninos a remarcar en la obra de Auster, aunque creo que no tan bien definidos: la esposa de Mann, quien envía la invitación, será todo un enigma hasta el final, aunque sigue teniendo un papel primordial como detonante de la historia; y Alma, ese personaje que aparece sobre la mitad del libro para dar explicación a todo y abrir nuevos interrogantes.

¿Algo a destacar sobre el estilo? – No hay largas descripciones, no hay largos diálogos, lo que sí hay es acción, reflexión y más acción… El segundo capítulo es totalmente biográfico, pero atrapa con cada detalle de la vida de Mann. La segunda parte del libro es para mí la más trepidante, cuando explica los motivos que llevan a Mann a desaparecer del mapa y se resuelve la trama de la invitación, con la aparición de Alma. Una de las curiosidades del estilo de Auster en este libro es que no usa guiones (comillas en el original) para marcar los diálogos, algo que no suele agradarme según quién lo utiliza, pero que en este caso se resuelve magistralmente con el ritmo de la narración.

¿En conclusión? – Disfruté mucho con el libro. Aunque es cierto que Auster juega con el azar y la coincidencia hasta rozar el surrealismo, tanto las relaciones de los personajes, como la vida interior de David Zimmer y, sobre todo, el encanto de Hector Mann, me atraparon desde el principio. Gratamente sorprendida con el final, pues todo parecía indicar que no acabaría de una forma tan redonda como lo hace.

Sonia López

Enlaces de interés:

Paul Auster – Personal Blog

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s