‘El juez de los divorcios y otros entremeses’ de Miguel de Cervantes

Debo ser sincera: no es el título con el que esperaba comenzar con un blog como este, pero por circunstancias de la vida, este libro llegó a mí y es el último que me he leído hasta ahora y me apetece comentarlo. Comenzamos la aventura con Cervantes y sus entremeses.

Callad, callad, nora en tal, mujer de bien, y andad con Dios, que yo no hallo causa para descasaros; y, pues comistes las maduras, gustad de las duras; que no está obligado ningún marido a tener la velocidad y corrida del tiempo, que no pase por su puerta y por sus días; y descontad los malos que ahora os da, con los buenos que os dio cuando pudo; y no repliquéis más palabra.

¿De qué va? – El juez de los divorcios y otros entremeses es un recopilatorio de piezas teatrales que retratan en clave de comedia la sociedad del Siglo de Oro español. Miguel de Cervantes debe su fama a su obra maestra, Don Quijote de la Mancha, pero no le faltó sentido del humor a la hora de escribir estos entremeses y firmarlos con su nombre, hecho poco habitual en esos momentos, donde estas obras consideradas menores solían publicarse en anonimato. En el libro que me prestaron vienen los siguientes entremeses sobre el engaño, las burlas y situaciones cómicas surrealistas:

  • El juez de los divorcios
  • El rufián viudo
  • La elección de alcaldes de Daganzo
  • La guarda cuidadosa
  • El vizcaíno fingido
  • El retablo de las maravillas
  • La cueva de Salamanca
  • El viejo celoso

¿Cómo llegué a este libro? – Una historia curiosa, ya que fue la abuela de Tomás la que me prestó este libro. Ella se había leído únicamente el entremés que da título al recopilatorio pero quedó tan encantada con la forma de escribir de Cervantes, tan entusiasmada con la ironía con la que se tratan las parejas que al juez de los divorcios acuden, que no pudo hacer otra cosa que recomendárselo a todo el mundo. Le encanta leer, por lo que acepté su propuesta de lectura y así conocí la otra cara del creador de Don Quijote.

¿Quién es el autor? – Archiconocida es la obra más importante de Miguel de Cervantes Saavedra: El ingenioso hidalgo Don Quijote de la ManchaEl ingenioso caballero Don Quijote de la Mancha, las dos partes que conforman una de las mayores obras de la literatura, el libro más traducido después de la Biblia y un imprescindible en las listas de las mejores obras literarias de la historia. Miguel de Cervantes fue la mente que ideó uno de los personajes novelísticos más carismáticos de la historia con la intención de dar una lección sobre los libros de caballerías, considerados de segunda categoría por el autor de la “primera novela moderna”. Cervantes también escribió teatro, pero en su época, sus entremeses fueron subestimados a favor de los de Lope de Vega, más desvergonzados y desprovistos de mensajes morales.

¿Qué tal los personajes? – De los ocho entremeses incluidos en el libro, es inevitable que haya personajes que se ganen nuestro cariño, aunque se traten de obras más bien corales. Si me tengo que quedar con uno, sería con el estudiante de La Cueva de Salamanca, cuyo ingenio salva lo que parece una situación insalvable de una forma resuelta y divertida. De engaños hay muchos en estas páginas, pero también celos, como los de El viejo celoso, que mantiene a su mujer y a su criada encerradas en casa hasta que un descuido pone el hogar patas arriba, y los de La guarda cuidadosa, sobre un soldado que vigila a la fregona de una casa con la intención de protegerla de otros posibles pretendientes. Por cierto, que todas las criadas de las casas en los entremeses de Cervantes se llaman Cristina. Curioso.

¿Algo a destacar sobre el estilo? – Estamos en pleno siglo XVI, por lo que el lenguaje es el propio de la época. Sin embargo, hay muchos juegos de palabras, frases hechas, insultos y formas de hablar diferentes según la clase social y educativa de quien habla, algo imposible de imitar si no es por un genio de la pluma y observador de su tiempo. Cuando los personajes se corrigen entre ellos la forma de hablar, es cuando más evidente se hace el manejo de este recurso por parte del autor, dejando patente su amplio conocimiento de la lengua.

¿En conclusión? – Una grata lectura. No es fácil acostumbrarse al castellano antiguo, por lo que no se trataría de una buena elección para una lectura rápida, pero se pasa el rato fantásticamente con unas historias originales, llenas de ingenio e ironía.

Sonia López

Enlaces de interés:

Obras de Miguel de Cervantes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s